El superávit fiscal descendió a $765,5 millones en julio.

El ministro de Economía dio anoche el informe de las finanzas públicas, acompañado por el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. El acumulado en lo que va del año asciende a un ahorro de $7.933,3 millones.
Amado Boudou señaló que este superávit "lógicamente menor que el año pasado, mantiene las características de crecimiento con inclusión social en la que está empeñado el Gobierno desde 2003".

Al respecto, dijo el ministro que "este resultado sigue reflejando el propósito de sostener el ahorro, pese a las políticas contra cíclicas, para sortear los efectos de la crisis internacional y esperamos que los próximos meses sean mejores".

El ahorro de julio se contrajo 81% en comparación con un año atrás y el acumulado de los siete meses resultó inferior en 67,4% al de igual período del año anterior, reflejando el efecto de la crisis sobre los recursos y la política expansiva del gastom típico de un año electoral.

"Hemos seguido creciendo en transferencia de capital a las provincias para que puedan realizar obras de infraestructura y para que siga creciendo el empleo y la actividad", agregó.

"Está todo referido a inversión real directa, obras de finalización de Atucha II, obras de Aysa, y también planes viales", dijo el secretario de Hacienda.

El funcionario destacó el efecto de las transfarencias automáticas del fondo solidario que generan las retenciones sobre la soja: Sumaron $300,5 M en julio y "a la fecha, al 21/8, ya totalizan $154,8 M, con lo que el acumulado para gasto de capital en las provincias llegan a $1.642 M".

Boudou dio a conocer las cifras en el 5º piso del Palacio del Ministerio de Economía, en compañía del secrtetario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

El contacto con la prensa se produjo luego de una reunión que el jefe de la cartera económica tuvo con la presidente, Cristina Kirchner, en la Casa de Gobierno.

Comentá la nota