El superávit de la ANSeS se redujo 31% a pesar de la reforma previsional

El superávit de la ANSeS se redujo 31% a pesar de la reforma previsional
Los giros al Tesoro para mantener a flote la inversión y el consumo dejaron su huella en el organismo que dirige Amado Boudou. Las partidas para obra pública subieron 130%
A pesar de la reforma previsional, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) tuvo en mayo un resultado financiero 31% más bajo al registrado en el mismo mes del año anterior. El financiamiento al Tesoro y las políticas activas para aminorar el impacto de la crisis internacional en la economía local pasaron factura al balance de la entidad que dirige Amado Bodou. De no recibir los ingresos adicionales asegurados tras la eliminación de las AFJP, la ANSeS hubiera incurrido en déficit.

Por el cambio del sistema de capitalización al de reparto, los ingresos totales de la ANSeS subieron de 7.143 millones de pesos en mayo de 2008 a $ 8.770 millones el mes pasado, es decir un incremento de 22%. Sin embargo, los gastos pasaron de $ 5.820 millones a $ 7.859 millones, un alza de 35%.

Además, de los $ 2.000 millones en que aumentó el gasto de la ANSeS, sólo el 65% se destinó efectivamente a un incremento de las prestaciones a la seguridad social. La erogación en ese rubro pasó de $ 4.220 millones a $ 5.518 millones este año.

En contrapartida, se duplicaron los llamados "gastos figurativos", que constituyen aportes entre organismos de la Administración Nacional, es decir los giros que hizo la ANSeS al resto de los organismos públicos. Estos gastos pasaron de $ 649 millones a más de $ 1.250 millones. La partida incluye los recursos utilizados por la ANSeS para los programas de estímulo al consumo y a la inversión, pero no incluye los préstamos directos realizados al Tesoro a cambio de letras con un interés más bajo que la inflación real.

Resultado acumulado

En el acumulado del año, el excedente de la ANSeS fue mayor en lo que va de 2009: mientras en los primeros cinco meses del año se ahorraron $ 5.659 millones, esta cifra fue de $ 3.850 millones en el mismo período del ejercicio anterior. No obstante, $ 5.000 millones ingresaron como consecuencia de la reforma previsional, por lo que de restar este efecto, el superávit de la ANSeS se habría casi evaporado y en mayo hasta se registraría un desequilibrio. Los trabajadores activos que hasta este año aportaban a las AFJP transfieren mensualmente $ 1.000 millones a las arcas del Estado.

Si bien la entidad que dirige Boudou heredó la cartera de inversión de las administradoras privadas, la mayoría de esos recursos no tienen libre disponibilidad ya que se encuentran invertidos en acciones o plazos fijos y desarmar posiciones tendría un efecto adverso sobre el mercado de capitales. De allí la necesidad de utilizar los ingresos corrientes para el financiamiento de políticas anticíclicas.

En septiembre de volverán a actualizar las jubilaciones según dicta la ley de movilidad de haberes. El 11% de incremento esperado estará nuevamente por debajo de la inflación y también será un porcentaje inferior al aumento salarial percibido por diversos gremios en el año.

El deterioro fiscal del sector público es generalizado. El viernes último el Ministerio de Economía anunció que el superávit fiscal primario fue de $ 914 millones en mayo, un 85% menos que el registrado el mismo mes del año pasado cuando alcanzado $ 6.026 millones. El gasto en obra pública llegó a $ 3.351 millones, la segunda marca histórica luego del récord de diciembre 2008 y 130% más que hace un año.

Comentá la nota