"Hay que superar el miedo a Daniele"

Pide apoyo para enfrentar al líder del Suoem y "su banda", para superar la parálisis en la Municipalidad. Solicitará que la Provincia dicte la conciliación obligatoria en el conflicto con los municipales.
Desde mañana el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, saldrá a jugar en varios frentes cartas bravas para tratar de encauzar el conflicto con los empleados municipales. Pedirá que la Secretaría de Trabajo decrete la conciliación obligatoria y enviará tres proyectos de ordenanza al Concejo Deliberante para limitar legalmente el porcentajes de fondos destinados a sueldos, acotar las asambleas gremiales y asegurar las guardias mínimas. Puesto a jugar a fondo en esta pelea, el intendente demandó apoyo social de la ciudadanía para frenar el espíritu belicoso del Suoem.

"Hemos entrado en una etapa de miedo, que es mucho peor que la extorsión. El miedo es la consumación de la extorsión previa. Con esa política, el Suoem le metió miedo a la gente, a las autoridades, a la Universidad Nacional de Córdoba, que desistió de participar en los concursos de Salud. Es el momento de decir basta. Hay que frenar a (Rubén) Daniele (jefe del Suoem) y su banda.

–Usted admite debilidad política. ¿Puede dar esa pelea?

–Es que frente a esta idea del miedo que paraliza, hay que despertar a la sociedad. Usando la legalidad y el apoyo ciudadano, tenemos que decirles basta. La sociedad se tiene que dar cuenta de que así no podemos seguir. El Suoem avanza día a día y mete miedo. Lo que pasó con la UNC es una consecuencia de esto. Me indigné con el decano (de Ciencias Médicas, Gustavo Irico), por la forma en que resolvió decir que "no", pero el eje central es que el miedo se está generalizando. Le digo a la sociedad que es el momento de sumarse con apoyo institucional y ciudadano.

–El conflicto tiende a agravarse. ¿Va a pedir la conciliación?

–El lunes vamos con ese pedido ante la Provincia, y recién en ese marco de legalidad podemos tener una propuesta salarial hacia el gremio. Primero que se normalice la situación y los servicios; después discutimos. Estimo que la Secretaría de Trabajo tiene que dictar la conciliación, así como lo hizo con el SEP.

–¿Y mientras tanto?

–También vamos a mandar al Concejo Deliberante un paquete de tres iniciativas. La primera, para que reflejen en una ordenanza la limitación progresiva a la dedicatoria en salarios, que en un acta con el gremio fijamos en el 60 por ciento para este año. La idea es que pongan como tope el 55 por ciento para 2010 y el 50 por ciento en 2011. En segundo lugar, pretendemos reglamentar las asambleas del gremio. Todavía no está terminado el proyecto, pero la idea es que no pueden reunirse tres horas por día para discutir nada. Esos son paros encubiertos y un abuso del derecho a hacer asambleas. En ese punto hay un vacío legal absoluto. Y por último, también queremos plasmar en otra ordenanza la regulación sobre servicios esenciales, que hoy solo figura en decretos de Ramón Mestre y Rubén Martí. Pretendo que el Concejo traduzca en estas tres cuestiones el aval político a la institucionalidad que expresaron todos los bloques hace pocos días. Eso nos daría fuerza en la negociación con el gremio.

–¿Qué va a pasar con los concursos en Salud, tras la negativa de la UNC a integrar el jurado?

–Hay que ver qué pasa con la Federación Médica y el Consejo de Médicos. Si ellos se mantienen firmes, sobre todo la Federación, los concursos se hacen. La que no se nos puede caer es la Federación, porque la ordenanza fija que sí o sí tiene que haber alguna representación gremial médica. Por ahora, no tengo novedades de que no quieran participar. Si cambian de opinión y se bajan, tendríamos que reprogramar todo el concurso. De lo contrario, la evaluación se hace el viernes. No es estoy dispuesto a ceder en esto: en Salud habrá concursos.

–¿Da por caída la pretensión de aumentar el cospel?

–No, el Concejo lo tiene que discutir, pero hace rato que yo no me meto en ese tema. Vamos a ver como viene esta semana y si hay quórum para tratarlo o no, pero depende de ellos. Sí digo que no puede haber demagogias de decir que yo vaya a pedirle plata a Cristina (Fernández), cuando todos saben que ya dije hasta el hartazgo que hay distribución inequitativa de subsidios nacionales.

–Luis Juez lo acusó de intentar comprar votos en el Concejo...

–Lo que está claro es que el único caso de corrupción comprobado es el de Miguel Ortiz Pellegrini (el legislador juecista que renunció antes de que la Unicameral lo sancione por violar la Constitución). También hago un reproche ético para el concejal (Fernando) Machado, socio en el estudio jurídico de Ortiz Pellegrini, y que también litigó contra la Tamse.

–Sin embargo, las ofertas de cargos a dos concejales juecistas existieron.

–Me atengo a lo que dijo el viceintendente (Carlos Vicente). Si algún concejal tienen algo para decir, que me lo diga. Lo que hizo Vicente, de llevar la sospecha a la Justicia, fue lo correcto. Lo de Juez, en cambio, fue absolutamente una canallada para tapar el caso de Ortiz Pellegrini, nada más que eso. Sólo quería desviar la atención. Como se le está cayendo su discurso de la ética y la moral del Frente Cívico, sale a tirar un manto de dudas sobre todo el mundo. Estoy seguro de la honorabilidad de por lo menos 30 concejales, salvo el caso de Machado, que lo dejo fuera.

Comentá la nota