"Superamos un año con muchas dificultades en Salud"

El ministro Pablo Yedlin trazó un balance sobre 2009, que estuvo dominado por situaciones de emergencia derivadas de la epidemia de dengue y la pandemia de gripe A.

Si hay un área de Gobierno que atravesó un camino plagado de obstáculos durante el año que termina, esa fue la cartera sanitaria provincial. La epidemia de dengue, primero, la pandemia de gripe A, después, y el prolongado conflicto salarial y laboral con los trabajadores autoconvocados de la sanidad, por último, marcaron la agenda de un afiebrado 2009 para el Ministerio de Salud que conduce Pablo Yedlin.

"En Salud superamos un año con muchas dificultades, de mucho trabajo, en el que nos enfrentamos a distintas situaciones, algunas novedosas, frente a las cuales, por suerte, se pudo dar respuesta", admitió el funcionario, en diálogo con EL SIGLO.

Yedlin trazó un balance sobre el trabajo realizado en los últimos doce meses y, en este sentido, recordó que "2009 empezó con una epidemia de dengue, totalmente inédita, tanto para Tucumán, como para el resto del país". Si bien reconoció que en las primeras semanas del brote "hubo dificultades para frenar los contagios, debido a que no estábamos preparados del todo, como ocurrió en el resto de las provincias", el Ministro destacó que "en comparación con otras regiones, como Chaco y Catamarca, la evolución de la enfermedad fue favorable en Tucumán. Esto quedó demostrado por el hecho de que no tuvimos demasiados enfermos graves y logramos contener el número de contagios", subrayó.

Bronqiolitis y gripe A

Por otro lado, el titular de la cartera sanitaria destacó que "ni bien se pudo superar el tema del dengue, entre el fin del otoño y el inicio del invierno, Tucumán se enfrentó a una epidemia de bronquiolitis que, si bien no tuvo mayor impacto mediático, fue más que significativa, con casi 500 casos semanales y un impacto muy superior a los registrados en 2007 y 2008". Yedlin resaltó que "la situación fue muy bien controlada en los servicios de internación abreviada de los CAPS y hospitales de toda la provincia, y hubo un excelente trabajo en las terapias intensivas nuevas del hospital de Niños".

A continuación, el Ministro de Salud recordó que "inmediatamente después de la bronquiolitis, llegó la pandemia de Gripe A, que obligó al Sistema Provincial de Salud (SIPROSA) a mantenerse en estado de alerta durante todo el invierno".

Sobre el mismo tema, el funcionario sostuvo que la pandemia de influenza porcina logró ser contenida "gracias a que se trabajó desde un primer momento con la entrega de medicación sin costo a los pacientes con síntomas y a que se procedió a la suspensión y la reanudación de las clases en momentos oportunos, evitando contagios en las escuelas". Además, destacó la importancia que tuvo para frenar la pandemia "la apertura de una terapia intensiva totalmente nueva, tanto en lo edilicio, como en recursos humanos y equipamientos en el hospital Centro de Salud, además del fuerte incremento en el número de camas en todos los hospitales públicos y sanatorios privados". Sostuvo que la gripe A "fue una enfermedad totalmente nueva para el mundo, que volverá en una segunda oleada este invierno" y advirtió que "si bien contaremos con vacuna, no se podrá evitar que haya contagios, como quedó demostrado en estos últimos meses en México y Estados Unidos, que ya tienen el virus circulando".

Sin embargo, admitió que en la Argentina "estamos mejor preparados para combatir la enfermedad, porque ahora la conocemos, sabemos cuáles son los grupos más vulnerables y tendremos una vacuna para estos pacientes".

El extenso conflicto de la salud

Por último, Yedlin hizo alusión al conflicto con los autoconvocados de la salud, que se extendió durante más de cuatro meses, con la atención paralizada en los sanatorios de especialidades y la suspensión de las cirugías programadas en todos los hospitales públicos de la provincia.

"Cerramos el año con un extenso e intenso conflicto salarial con los trabajadores de la salud que también nos dejó algunas enseñanzas. Ahora creo que todos los sectores que estuvimos involucrados comprendemos la necesidad de sostener el diálogo en el futuro para evitar que estas situaciones perjudiquen la atención de los que menos tienen", se sinceró el Ministro.

Finalmente, opinó que "durante 2009 el que el SIPROSA demostró su madurez y su capacidad de respuesta. Se demostró que la Salud es una de las principales políticas de Estado del Gobierno", concluyó.

"Estamos mejor preparados para combatir al dengue"

El ministro Pablo Yedlin consideró que "la respuesta sanitaria para enfrentar la epidemia del dengue, que fue una enfermedad nueva para los argentinos, fue muy positiva, y nos dejó una gran enseñanza".

En ese sentido, consideró que "el trabajo realizado durante todo 2009 en materia de educación sanitaria, nos permitirá enfrentar este verano un eventual brote de dengue mejor preparados, porque aprendimos a utilizar la única vacuna válida contra la enfermedad, como es la prevención".

Admitió que "actualmente existe una situación de alerta en Paraguay y ya hay algunos casos en Misiones, en la zona de la triple frontera".

Frente a ello, advirtió que "hay que estar muy atentos y seguir trabajando en dos frentes: por un lado, eliminando los criaderos de mosquitos en las casas y barrios, quitando los objetos donde se acumula agua estancada y, por otro lado, realizando una detección temprana de los pacientes con síntomas de dengue, que presenten fiebre elevada, dolores de cabeza y corporal, sin tos ni estornudo", puntualizó. Sobre ese último aspecto, dijo que "es esencial, poder detectar en tiempo y forma a los pacientes con síntomas del dengue para hacer un bloqueo peridomiciliario para evitar su expansión". Finalmente, reiteró que "todos tenemos que luchar contra los criaderos de mosquitos, porque el Aedes Agypti sigue estando entre nosotros y si bien todavía no son portadores, hay que combatir sus larvas para tener menor cantidad de adultos y evitar que su diseminación sea importante".

Comentá la nota