En los súper manda la letra chica

Defensa del Consumidor recibió una denuncia contra súper e hipermercados porque ofrecen descuentos para atraer clientes que luego presentan numerosas limitaciones.
Frente a la crisis internacional y su impacto en el consumo, grandes cadenas de súper e hipermercados lanzaron campañas de promoción buscando captar clientes. La mayoría ofrece descuentos atractivos, del 20 al 30 por ciento, desde carteles que cuelgan en sus sucursales. Sin embargo, en reiteradas ocasiones los consumidores descubren al pasar por caja que el beneficio no los incluía. En los mismos carteles, pero en letra minúscula, estaban aclaradas las restricciones. Para la Unión de Usuarios y Consumidores, esta conducta constituye una violación a la Ley de Lealtad Comercial y por eso presentó una denuncia ante la Subsecretaría de Defensa del Consumidor. El caso apunta al corazón de la estrategia de marketing más difundida en este momento en esos centros de venta.

La entidad defensora de los consumidores hizo un relevamiento en distintos supermercados. En uno de ellos, por ejemplo, se tienta con un descuento del 20 por ciento a quienes compren los miércoles con tarjeta de débito. Luego se aclara que únicamente es para los plásticos del banco Citi. En otro caso la oferta es de 12 pagos sin interés en compras con tarjeta de crédito. En letra pequeña se especifica que es sólo para los clientes del Banco Nación.

En otra cadena figura en carteles a todo color descuentos del 15 por ciento a los clientes que compren con tarjeta de débito los miércoles y jueves. En una tercera línea del mensaje publicitario, a la que sólo acceden quienes se detengan a leerlo con detenimiento, mirando hacia arriba, ya que está colgado del techo, se explica que la rebaja no alcanza a los artículos de electrónica y electrodomésticos, que el monto máximo de ahorro es de 200 pesos por mes y que las seis cuotas sin intereses son sólo para los rubros "blanco hogar" y "puericultura".

"Estas publicidades utilizan como técnica emitir un mensaje amplio para cautivar consumidores, más allá de los realmente alcanzados, lo cual induce a error y engaño", advierte la UUC en su presentación. La entidad interpreta que violan el artículo 9 de la Ley de Lealtad Comercial. Allí dice: "Queda prohibida la realización de cualquier clase de presentación, publicidad o propaganda que mediante inexactitudes u ocultamientos pueda inducir a error, engaño o confusión" de los consumidores. Claudio Boada, miembro de la entidad, indicó a Página/12 que el objetivo de la denuncia ante Defensa del Consumidor es que los carteles reflejen las limitaciones a las ofertas con letras del mismo tamaño que las que dan el primer impacto visual, a fin de que el cliente perciba la promoción tal cual es y no se vea defraudado a la hora de pagar.

Comentá la nota