Súper Faraones.

Egipto hizo historia ganándole a Italia. Y, para hacerla completa, ¡con un gol de pelota parada!
El pitazo final del áribtro sueco Martin Hansson tras el 1-0 de Egipto no fue uno más para Italia. Porque más allá de haberla dejada comprometida para pasar de fase, el impensado triunfo africano también agrandó un registro negro de derrotas históricas tanas. En el Mundial 66, Corea del Norte le ganó 1-0 y lo dejó afuera en primera ronda, en los Juegos 88 fue Zambia quien la humilló 4-0 y en el Mundial 02, también un 18 de junio, el anfitrión Corea del Sur la dejó out. Para que esta derrota quede como un mal día y punto, los tanos deban ganarle a Brasil, que viene embalado y con puntaje ideal. Difícil...

El ajustado triunfo con Nueva Zelanda (4-3) en el último amistoso previo al torneo mostraba algunas flaquezas en el equipo de Lippi, disimuladas en el debut triunfal ante EE.UU. Pero ayer, en parte gracias a la gran actuación de El Haddary (tapó todo) y también por propias limitaciones, quedaron bastante expuestas. Para colmo, Egipto le dio de su propia medicina convirtiéndole de pelota parada. El único que se salvó fue Pirlo, quien lanzó, marcó, remató al arco y hasta intentó gambetear. Lástima que sus compañeros jamás estuvieron dispuestos a sumarse a su circuito y, así, le fue imposible crear mucho peligro. Los Faraones notaron la poca decisión de su rival y se animaron a tocar, ir para adelante y hasta por momentos bailarlo. Aboutrika, volante habilidoso de 31 años, comandó cada ataque y contagió a los suyos, acompañados por casi todo el estadio.

Los tanos dejaron la cancha cabizbajos, sabiendo que deberán mejorar mucho. Los egipcios, en cambio, rezaron en pleno campo de juego. Y, quedar en la historia ganándole al campeón del mundo no se da todos los días...

Comentá la nota