Los súper duplican la asignación por hijo

Los súper duplican la asignación por hijo
El anuncio de Cristina es a condición de que el beneficiario gaste el dinero siempre en una misma cadena. Son $ 720 millones que se volcarán a la economía antes de fin de año. También se presentó una canasta navideña con descuentos.
El aguinaldo navideño para los más pobres fue finalmente presentado en sociedad. Tal como lo adelantó Crítica de la Argentina el 19 de noviembre, Cristina Fernández anunció ayer que los comercios de barrio, supermercados y autoservicios chinos duplicarán en diciembre la capacidad de compra de quienes reciban la asignación universal de 144 pesos. Son 720 millones de pesos que, por única vez, se volcarán a la economía.

La iniciativa, ideada por Guillermo Moreno, todavía es poco clara para los empresarios. A pesar de que aún no están definidos los detalles de su implementación, ya se sabe que ponerlo en marcha va a demorar diez días como mínimo. Lo único claro es que las empresas deberán desembolsar 144 pesos por cada beneficiario, 720 millones de pesos por única vez.

La condición es que esos cinco millones de consumidores gasten el dinero en los mismos comercios. La semana que viene el Gobierno distribuirá contratos similares a los de las tarjetas de compra para reunir información de los nuevos usuarios junto con una copia de sus DNI.

Anoche, tras el anuncio, el secretario de Comercio se reunió en privado con directores de cinco cadenas de hipermercados en una sala de la Casa Rosada para contarles en detalle cómo funcionará el aguinaldo de Navidad. Fuentes del sector estimaron que estará listo un día antes de Nochebuena.

La frutilla del postre fue el anuncio de la tradicional canasta de fin de año. Esta vez, los 15 productos con descuento que conforman la lista oficial podrán comprarse individualmente.

La idea del Gobierno es que cada consumidor de bajos recursos –que tenga una tarjeta social– reciba en diciembre un reintegro idéntico a la suma que gastó en el supermercado. "Quienes gasten 144 pesos en un supermercado, recibirán de esa empresa otros 144 adicionales. La gente tendrá 288 pesos para comprar alimentos y productos para las fiestas en diciembre y por única vez. Y a partir de ahí se comprometerán a consumir siempre en esa cadena o local", explicó un vocero de Economía. Amado Boudou aclaró que la iniciativa tiene dos objetivos: el control fiscal del comercio y la inclusión de gente no bancarizada en el sistema crediticio. "Es una medida que ayudará a mejorar el mercado interno en todo el país", agregó el ministro.

Los empresarios dijeron a este diario estar conformes con "el plan de ayuda social" del Gobierno. Alfredo Coto, Federico Braun (dueño de La Anónima) y Daniel Fernández (Carrefour) apoyaron el proyecto de Moreno. Los representantes de las distintas cámaras del sector, como Yolanda Durán (Cedeapsa), Juan Vasco Martínez (ASU), Ricardo Cáceres (CAS), Alberto Guida (CADAM) y Chen Daming (presidente de Casrech) también aplaudieron la medida.

Coto, Carrefour, Walmart, Jumbo, Disco, Vea, La Anónima, entre otros hipermercados, utilizarán sus propias tarjetas para que los beneficiarios del plan social carguen allí su crédito de consumo. De esa forma las empresas se aseguran la fidelidad de los clientes.

En el caso de los comercios que no tienen tarjetas propias, la tarjeta Cabal (del Credicoop) emitirá plásticos para sus consumidores.

Vasco Martínez, gerente general de ASU, habló por los principales supermercados: "Consideramos que todo lo que fomente el consumo dentro del canal formal es positivo".

Yolanda Durán, presidenta de Cedeapsa, coincidió con su colega: "Apoyo el plan porque me parece bueno. Estamos contentos de poder participar. Los supermercados chinos van a usar esa tarjeta para cargarles el saldo a sus clientes".

La Presidenta agradeció la presencia de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Industria, Débora Giorgi; de Economía, Amado Boudou; del Interior, Florencio Randazzo; al director de la ANSES, Diego Bossio; y a Moreno.

"Cayó como peludo de regalo"

"El círculo virtuoso del capitalismo es el consumo". Con esa frase Cristina presentó el "aguinaldo navideño". La Presidenta se despegó del cimbronazo financiero global y aseguró que la economía local se está recuperando. Citó la producción récord de noviembre registrada en la industria automotriz. "La crisis internacional nos cayó como peludo de regalo; nosotros no tuvimos anda que ver", dijo.

Comentá la nota