El Super Bowl 43° vibró al ritmo de Bruce Springsteen.

El Super Bowl 43° vibró al ritmo de Bruce Springsteen.
La leyenda del rock Bruce Springsteen y el grupo E Street Band calentaron aún más el 43 Superbowl de football americano que se juega en Tampa (Florida), en una actuación de 12 minutos en el intermedio del juego por el campeonato de la Liga Nacional de Football (NFL).
Sobre una plataforma en el centro del terreno, y con una escenografía formal, rodeada de humo y luces, 'el 'Boss' Springsteen y sus acompañantes animaron las repletas tribunas del Raymond James Stadium de Tampa, sede del encuentro entre los Arizona Cardinals y Pittsburgh Steelers.

Springsteen pidió a su audiencia televisiva no cambiar de canal durante la pausa del juego y subir el volumen a todo trapo, para seguidamente interpretar su primer número, "Tenth Avenue Freeze-Out".

El cantautor siguió con su conocida canción "Born to Run", su primer hit que le elevó a la fama y le convirtió en ícono de la música estadounidense. Su desempeño de cuatro canciones incluyó un nuevo número, "Working on a Dream", y su también éxito "Glory Days".

Springsteen abandonó el escenario sólo cuando el árbitro le urgió a terminar su actuación y le levantó la bandera de advertencia porque estaba demorando el juego.

El 'Boss', que prepara una gira mundial para presentar su nuevo álbum, continuó la tradición rockera de los Superbowls, en los que han actuado estrelas como Prince, U2, Rolling Stones, Paul McCartney, Sting, Tom Petty y Aerosmith.

El pasado mes, Springsteen participó en la celebración realizada en el Memorial Lincoln de Washington, previa a la juramentación de Barack Obama como presidente de Estados Unidos.

Comentá la nota