UDA supedita el inicio de clases a la paritaria nacional

El gremio docente exige un aumento del salario mínimo a nivel país del 20 por ciento, para llevarlo de los actuales 1.490 pesos a cerca de 1.800 pesos.
La Unión de Docentes Argentinos (UDA) La Rioja advirtió que la posibilidad de iniciar o no el ciclo lectivo 2010 estará supeditada a los resultados de las paritarias nacionales que los principales gremios docentes mantienen con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Roberto Mercado, secretario general de UDA La Rioja, estimó que el martes próximo podrían definirse esas negociaciones y adelantó de que en caso que la oferta del Gobierno Nacional no colme las expectativas, UDA Central podría disponer el no inicio de clases. "En ese caso, acá haríamos una adhesión automática a la medida de fuerza porque UDA Central toma sus decisiones para todo el país y ya cuentan con el acuerdo de los secretarios generales de las provincias", explicó el dirigente gremial.

Las negociaciones salariales de Nación con los cinco gremios docentes (UDA, CTERA, AMET, SADOP y CEA) seguirán el martes y podrían desatar un foco de conflicto si no se llega a un acuerdo.

El planteo que llevará UDA Central ante el Ministerio de Trabajo de la Nación que conduce Carlos Tomada será el de exigir un aumento del salario mínimo a nivel país del 20 por ciento, para llevarlo de los actuales 1.490 pesos a cerca de 1.800 pesos. En tanto, no se descarta que el resto de los sindicatos exija una suba de valores similares.

En UDA ya advirtieron que si el Gobierno Nacional no accede a este reclamo de 20 por ciento de aumento no se iniciarán las clases.

En este sentido, el titular de UDA Central Sergio Romero, recordó que a principios de 2009 se acordó una suba del 15 por ciento pero que durante el segundo semestre del año pasado no se discutió una nueva mejora nacional pese a los reiterados pedidos del gremio.

Según algunas estimaciones privadas, la inflación de 2009 alcanzó el 15 por ciento mientras que para este año consideran que el piso no bajaría del 18 por ciento.

En este contexto, los gobiernos provinciales miran con expectativa el desarrollo de la paritaria nacional y algunas administraciones ya anticiparon que la posibilidad de aplicar el aumento en cada jurisdicción dependerá de la eventual ayuda financiera que les envíe la Nación.

Desde La Rioja, Roberto Mercado justificó la necesidad de obtener un aumento del 20 por ciento y señaló que se ha incrementado en forma notable el valor de la Canasta Familiar.

Comentá la nota