Suoem quiere parte de la megaayuda a Giacomino

Gremialistas y funcionarios municipales fueron ayer a la Secretaría de Trabajo para formalizar, los primeros, el rechazo a los $ 150 no remunerativos propuestos por la Municipalidad.
En la reanudación de las negociaciones entre el Suoem y las autoridades para superar el actual conflicto salarial, sucedió lo previsible después que los cordobeses, el sindicato incluido, se enteraran de que el intendente Daniel Giacomino gestionaba una ayuda extraordinaria del gobierno nacional para zafar, aunque sea hasta fin de año, del agobio de las complicadas cuentas municipales.

Lo previsible es que el Suoem quiere saber a cuánto ascenderá la ayuda, para pararse sobre esa novedad financiera y rascarle un poco más a los bolsillos de la Tesorería municipal.

Si se tiene en cuenta que, por lo menos, el 60% de los recursos va a sueldos, y que el porcentaje se calcula sobre coparticipación, ingresos propios y ayuda nacional (ATN o subsidios y los 40 millones anuales del Plan de Ayuda Alimentaria), más de un cordobés vacilará a la hora de desearle buena suerte a Giacomino en sus gestiones de una ayuda extraordinaria a la Nación.

Es que es aritmética elemental concluir que si llegan 20 millones de pesos a la caja municipal, el Suoem se puede llevar de ellos nada menos que 12 millones. Es patético pero es así.

Es tal el cinismo del Suoem y de sus capos que exigen colocar en la masa general de recursos para repartir en ese mix 40% - 60% que, como ya se señalaba en el párrafo anterior, los 40 millones del plan alimentario nacional (Vale lo Nuestro) destinado a pobres y menesterosos.

Es decir, que de los 40 millones de esa ayuda a los cordobeses más castigados por la pobreza, 24 millones son para sueldos de los 10 mil municipales. Pero, además, no contentos con esto, le ponen a esa exigencia el nombre de "conquista de los compañeros trabajadores".

Ayer concurrió el gremio a la Secretaría de Trabajo para comunicar que rechaza la propuesta del municipio ($ 150 no remunerativos para los últimos tres meses del año, a blanquear en 2010), esperando para la semana que viene una "oferta superadora"

"Hay un rechazo unánime a la oferta. Nosotros estamos tranquilos de todo punto de vista, además la inflación ha subido mucho en setiembre", declaró Rubén Daniele a radio LV2.

Debajo de estas palabras y de una súbita serenidad sin urgencias para resolver la negociación, está la táctica gremial de pisar la pelota para saber cuánto llegará en ATN y, en consecuencia, cuánto demandar.

Comentá la nota