Suoem y municipio debaten si sueldos superan 60% de recursos

Las protestas en dependencias municipales igual seguirían hoy. Las negociaciones pasaron esta madrugada a cuarto intermedio hasta el martes. Técnicos de la comuna y el Suoem se reunirán durante el fin de semana largo.

Desde las 16 hasta después de la medianoche, funcionarios municipales y dirigentes del Suoem negociaron sobre si las nuevas demandas salariales del Suoem sobrepasan el tope del 60% de los recursos, que los gremialistas se comprometieron a respetar en el acuerdo del 22 de julio, que puso fin al anterior conflicto.

Las negociaciones se abrieron a instancias de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, en donde precisamente se firmó aquel acuerdo del 22 de julio, luego de que las autoridades de la cartera laboral accedieran a mediar, otra vez, en el conflicto entre la Municipalidad y el Suoem, pero sin declarar la conciliación obligatoria.

Estas negociaciones entre funcionarios municipales y equipos técnicos del sindicato, se prolongarán durante todo el fin de semana -incluso en los tres días feriados- y el martes llegarán nuevamente a la Secretaría de Trabajo para acordar o no sobre si los sueldos llegaron al tope del 60%.

Aunque debiera ser una controversia que diriman los fríos números, esto no será así. Con muy poco margen de error, se puede decir que no habrá acuerdo. Esto es, el municipio dirá que los sueldos, en lo que va del año, se han comido el 63% de los recursos -lo que efectivamente es cierto- y el sindicato que no sobrepasó ese tope y, consecuentemente, sostendrá su reclamo de aumento.

Sobre estas dos tesis enfrentadas, las alternativas no son muchas, descartando, por supuesto, que el capo del Suoem, Rubén Daniele, diga que la partida salarial desbordó el tope, ponga violín en bolsa y se marche tranquilo a la sede de 27 de Abril al 700. Allí lo abarajarían los delegados de las áreas operativas, y ¡pobre Daniele!

Por esto, lo más probable es que, sin cambiar ninguno de los dos sus conclusiones, la Municipalidad ofrezca un arbitraje, de la UNC, por ejemplo, para saber cuánto destina el municipio a sueldos. Como la UNC fallaría inexorablemente por lo que efectivamente está sucediendo -desborda el 60%-, el Suoem no la aceptaría.

Ante este escenario, es probable que la Municipalidad intente destrabar el conflicto con una oferta, pero que en ningún caso sería distinta a la que analiza la Provincia para sus empleados: una suma fija no remunerativa de 100 0 150 pesos, en el mejor de los casos.

Pero el problema seguramente no pueda ser zanjado en estos términos, porque las áreas operativas del municipio, el factor gremial más "pesado" del Suoem, ya reclama no un 9,3% de aumento, sino que progresan hasta el 11% y el 12%.

Desalojo

La Secretaría de Trabajo no declaró la conciliación sino que ha reunido a las partes en una gestión de buenos oficios. Esto significa que las negociaciones no atan al gremio para que realice nuevas asambleas, paros parciales y concentraciones. Por eso, hoy volverían a resentirse los servicios como ha sucedido durante toda la semana.

Ayer, el fiscal Rubén Caro ordenó el desalojo de oficinas de la Secretaría de Salud. Lo hizo 24 horas después de que fueran ocupadas, un verdadero récord (de velocidad) del Ministerio Público que tiene como obligación perseguir, de oficio, los delitos.

La medida –excepcional, porque normalmente los fiscales se limitan a abrir las ventanas de Tribunales y observar cómo ametrallan el Palacio 6 de Julio- fue coordinada con el fiscal General de la Provincia, Darío Vezzaro, quien necesitó estar reunido hasta altas de la noche con el asesor letrado de la Municipalidad, Carlos Varas.

Comentá la nota