Suoem y Muni buscan el máximo común

Las partes volverán a revisar las cifras, ante el pedido de aumento del 13% de los trabajadores. Seguirán los cortes por asambleas.
Los empleados municipales y los funcionarios lograron reunirse e intentar acercar posiciones en una audiencia en la Secretaría de Trabajo, en la que se abrió una esperanza para que el conflicto por el 13 por ciento de aumento comience a ceder. Las partes, a pedido del subsecretario de la cartera laboral, José Luis Yacanto, aceptaron pasar a un cuarto intermedio para el lunes próximo. Sin embargo, hasta ahora el gremio mantiene firme el paro para el miércoles y jueves.

El secretario general de Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem), Rubén Daniele, encabezó la negociación con el titular de Gobierno, Guillermo Luque, quien estuvo respaldo por otros funcionarios Finanzas y de Asesoría Letrada. En total, fueron cinco horas de charla y varias reuniones cruzadas, hasta que una mesa chica con la cúpula del Suoem y las autoridades coincidieron en revisar los números y ver las coincidencias para intentar un acuerdo. Durante toda la tratativa no sobrevoló la idea de una conciliación obligatoria porque los funcionarios de Daniel Giacomino fueron con la idea de abrir un canal de diálogo que los haga coincidir, al menos, en los números.

"Estamos tratando de coordinar las cifras", dijo a este medio uno de los hombres de la mesa antes de que se decidiera pasar a un cuarto intermedio. Al salir de la audiencia, el subsecretario de Gobierno, Javier Alegre Capo, ofició de vocero y se mostró optimista en encauzar las charlas con el Suoem. El funcionario negó que hayan realizado una oferta concreta respecto del 13 por ciento que piden los municipales, aunque sí dejó entrever que se cruzaron los números y hubo predisposición de las partes para seguir dialogando hasta antes del miércoles, día en que el sindicato aprobó realizar un segundo paro. "No hubo un acuerdo. No se ofreció nada, se continúa trabajando para conciliar estas dos cuestiones: la necesidad de cumplimentar al acta del 60 por ciento y el planteo del gremio de recomponer los salarios respecto de la inflación", dijo Alegre Capo. "Se está trabajando –agregó–. Se explorará alguna alternativa en común para salir del conflicto, que es lo que nos motiva a las partes. Ellos piden el aumento y les dijimos que no hay problema en la medida de que se cumpla el acta (no pasar el gasto en sueldos más allá del 60 por ciento)". Los gremialistas realizaron observaciones a los números e insistieron en que el municipio está en condiciones de una suba, aunque seguirán en la mesa de negociación. "No es verdad que a la Municipalidad le sobra la plata y tampoco hemos solicitado la conciliación obligatoria", expresó Alegre Capo.

Por su parte, Daniele dijo que la reunión fue "un intercambio de datos y de precisiones". "Estamos muy confiados en nuestros fundamentos... el lunes puede haber una propuesta. De lo contrario, convocamos al paro de 38 horas. No, no hubo una oferta concreta, ni se mencionó la conciliación obligatoria", reiteró el gremialista.

Comentá la nota