Suoem flexibiliza: discusión salarial pasa a febrero

Ya cerraron las planillas salariales de enero y recién el viernes el gremio municipal presentaría la propuesta de aumento al secretario negociador, Walter Nostrala. También se discutiría un cambio en los plazos de la discusión salarial, que podría pasar de cuatrimestral a semestral. Giacomino dijo que “no hay posibilidad” de mejoras, pero dejó una puerta abierta al futuro.
Ayer cerraron las planillas de sueldos de enero en el municipio y recién el viernes el Suoem presentará la propuesta de aumento salarial para el último cuatrimestre de 2008. Con estos tiempos, la “tregua de enero” es un hecho y la discusión salarial recién tomará pulso en febrero. En el gremio admiten que el corriente es un mes complicado para la Municipalidad y hablan de “extender los plazos”. También se evalúa que las discusiones por las remuneraciones pasen de cuatrimestrales a semestrales.

Finalmente, pasó para el mes de febrero la discusión fina sobre la recomposición salarial que el Sindicato Unión Obreros de Empleados Municipales (Suoem) reclama para el último cuatrimestre de 2008.

Ayer cerraron las planillas salariales de enero, con lo cual quedó cerrada la posibilidad de que el eventual aumento rija desde fin de mes. Por otra parte, las fuentes gremiales consultadas dan cuenta de una suerte de «flexibilización» del reclamo, al menos durante los primeros treinta días del año.

«Nosotros sabemos que enero es un mes complicado para la Municipalidad», indicó el secretario de Prensa del Suoem, Daniel Bizzi, quien deslizó la posibilidad de estirar los plazos del reclamo, luego confirmada por una alta fuente del Palacio 6 de Julio.

Recién entre este viernes y el lunes de la semana próxima se producirá la primera «reunión técnica» entre el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Walter Nostrala, y las autoridades del Suoem. Además de presentar el monto del reclamo, el poderoso gremio municipal presentaría una propuesta de cambio del sistema de negociación de la pauta salarial.

La fuente comunal adelantó la posibilidad de que, a partir de este año, las negociaciones por mejoras de sueldos se realicen semestralmente o incluso anualmente. «Para evitar el desgaste de la discusión cuatrimestral», explicó. Sobre ese punto el sindicato elabora una propuesta.

En tanto, ayer el intendente Daniel Giacomino reiteró lo que había sostenido antes de partir de vacaciones: que el municipio no podría responder a otro aumento al personal. Sin embargo, dejó una puerta abierta hacia el futuro.

«Podemos postergar, podemos acordar algunas cuestiones hacia delante, pero no hay posibilidades en este momento porque mi objetivo es que alcancemos de vuelta el 50 por ciento de gasto salarial con respecto a los ingresos de Municipalidad», dijo el intendente al ser consultado por la prensa.

La afirmación no pasó desapercibida en el Suoem, donde se interpretó que Giacomino no rechazó de plano el aumento.

Por eso, la dirigencia del gremio municipal no descarta “dar una prórroga” al municipio “para que junte el dinero” durante el mes de enero y febrero.

«Estamos tranquilos, no estamos con la locura de otros meses», admitió un funcionario que entiende del tema, mientras consideró que «no se vislumbra escenario de conflicto en lo inmediato».

Uno de los principales inconvenientes que afronta la negoacioción municipio-Suoem pasa por hallar una pauta inflacionaria creíble, equidistante entre dos índices tendenciosos: el oficial del Indec y los construidos por organismos anti-kirchneristas.

«Luego de que establezcamos un índice inflacionario hay que ver si corresponde dar algo o no para el último cuatrimestre de 2008», se explayó la fuente municipal. «Yo no sé si hay que recomponer los salarios, pero si se establece que sí, ya veremos en qué momento se pagará», deslizó.

Sin contar el aumento correspondiente al último cuatrimestre de 2007, la administración Giacomino le dio al personal aumentos equivalentes al 20 por ciento, lo que para muchos funcionarios municipales «cubre plenamente la inflación del año pasado».

Comentá la nota