Suoem comienza presión por aumento del 9,6%

El miércoles se realizará la reunión constitutiva de la "comisión salarial" que el gremio solicitó crear. El cuerpo de delegados del sindicato cobra protagonismo en la demanda ante la virtual desautorización de Daniele por el pacto firmado con Giacomino. En quince días estarán los resultados provisorios encargados a la UNC sobre el impacto de los sueldos en el presupueso municipal.
El miércoles se realizará la reunión constitutiva de una "comisión salarial" bipartita impulsada por el sindicato municipal (Suoem) y aceptada por las autoridades comunales, para tratar la demanda de un aumento salarial del 9,6%, según se resolviera el jueves en asamblea de delegados del gremio.

Este cuerpo de delegados es hoy más que nunca el depositario del poder real del gremio, luego del virtual eclipse en el que está ingresando su mandamás durante 26 años, Rubén Daniele.

El secretario general ha sido desautorizado en los hechos por haber firmado el acuerdo del 23 de julio, resignando un recorte en pagos adicionales (bonificaciones, prolongaciones de jornada y horas extras) por 4 millones de pesos pero, fundamentalmente, por haberse atado las manos al suscribir una cláusula de llegar a diciembre sin sobrepasar el 60% de dedicación a sueldos.

Las primeras desobediencias al pacto Daniele-Giacomino del 23 de julio, tras 42 días de conflicto, comenzaron dos semanas después, con asamblea en áreas de la Secretaría de Salud y remataron en la asamblea del cuerpo de delegados del jueves, en donde se criticó el acuerdo y se decidió embestir contra él, bajo la forma de un pedido de aumento salarial.

Este pedido de reajuste había sido lanzado por Daniele en el fragor del conflicto, pero virtualmente arriado cuando -en las mismísimas oficinas de la Secretaría de Trabajo- Daniele firmó una cláusula de que en diciembre la dedicación a sueldos no superará el 60% de los recursos.

El gremio desconoce el argumento gremial de que la partida sueldos consuma el 70% del presupuesto. Esto llevó a Giacomino a contratar una auditoría a organismos técnicos de la UNC, que en dos semanas más entregará los primeros resultados provisorios y en un mes los definitivos.

No obstante, esa dedicación está ya, recorte incluido, en el 70 por ciento de los recursos presupuestarios, por lo menos. Por esto, un pedido de aumento significará doblar el ahorro costosamente logrado por el municipio y, a su vez, pasarse por zonas pubendas el acuerdo suscripto por Daniele.

El municipio no puede, ante un pedido del gremio, negarse a dialogar sobre todos y cada uno de los problemas de los empleados. En ese marco debe entenderse la respuesta afirmativa a la solicitud de crear la "comisión salarial". Para la ciudad sería muy deseable que éste sea el tono exacto de la respuesta. También para la salud política de un intendente en estado de convalecencia como Giacomino.

Dicen en el Palacio 6 de Julio que, tras recibir la solicitud después de la asamblea de delegados, se le preguntó al emisario cómo iban a hacer para sostener este pedido y el compromiso del tope de dedicación a sueldos del 60%. La respuesta fue del cinismo propio con que el Suoem precede sus reclamos: "ése es un compromiso que debe alcanzarse el 31 de diciembre, no en agosto".

Comentá la nota