"No sumaremos a corruptos que hace tres meses pertenecían al régimen"

La líder de la CC cerró así la puerta a Julio Cobos y a Felipe Solá, entre otros que sonaban como futuros aliados. Criticó las medidas oficiales anticrisis y al Socialismo por votar a favor de la reestatización de las jubilaciones.
Aunque los nombres propios estuvieron fuera de su discurso, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, lanzó este lunes de manera indirecta una dura advertencia al vicepresidente Julio Cobos y a los justicialistas que abandonaron el oficialismo, como Felipe Solá, al afirmar que su fuerza no incorporará "a los corruptos que hace tres meses pertenecían al régimen".

"Necesitamos una fuerza bien amplia y grande pero no vamos a incorporar al futuro a los peores ladrillos del pasado, ni a los corruptos que hasta hace tres meses pertenecían al régimen", enfatizó Carrió, al cierre de un acto organizado por la Juventud del ARI, donde además criticó al socialismo que votó por la estatización de las AFJP.

La dirigente advirtió que su sector "en ningún caso será mascarón de proa de la corporación económica y política corrupta que gobierna el país en los últimos treinta años" y con respecto a la política de alianzas, adelantó: "Vamos a acuerdos nacionales importantes, pero hay situaciones de imposibilidad ética de acuerdos que hay que sostener. El avance de los acuerdos no nos puede hacer caer en un pragmatismo donde todo vale. Si alguno lo pretendiera así, prefiero no estar".

"Miren a aquellos diputados que se fueron. Los que son oposición de la oposición, terminan siendo amantes de cualquier oficialismo", afirmó Carrió en alusión a las críticas realizadas a su figura por parte del diputado Felipe Solá, ahora del peronismo anti K. Las duras palabras de Carrió llegaron al clausurar un congreso nacional de los jóvenes del ARI, que sesionó en esta ciudad desde el sábado en el teatro Margarita Xirgu.

La dirigente también pidió definir a la Coalición Cívica como "una fuerza de principios, antes que como una fuerza ideológica, porque la ideología confunde demasiado y termina siendo una falsa religión de la modernidad" y precisó: "El voto sobre la estatización de las AFJP demostró hasta qué punto la ceguera ideológica impide ver el robo y el saqueo".

"En el caso de las AFJP, estaba claro que si ponías en juego los principios, no podías votar nunca eso. Porque estaba el saqueo, porque la forma en que se hacía era una violación clara", puntualizó en alusión al socialismo K y al oficialismo del Partido Socialista. También afirmó tajante que "la corrupción y el saqueo en la Argentina es una política de Estado, que se justificó con el neoliberalismo y socialistas y centroizquierdistas al final de la era kirchnerista".

Además, recordó que rechazó firmar una solicitada contra el proyecto oficial de blanqueo de capitales porque "no iba a poner una firma al lado de lavadores, al lado del Gordo Valor y de Kirchner" y criticó con dureza las medidas lanzadas por el gobierno para enfrentar la crisis.

"Veía en el acto donde la Presidenta anunciaba el blanqueo de capitales corruptos del narcotráfico y de su propia corrupción, y la moratoria para hacer caer todas las causas por evasión impositiva, que en realidad no son de evasión sino de coimas de las empresas amigas, aplaudiendo la Unión Industrial Argentina, como siempre", remató Carrió.

Comentá la nota