Suman pruebas ante la sospecha de estafa de la supuesta "gestora"

El secretario de Seguridad de la Municipalidad, Ovidio Pollaroli, afirmó que continúan sumando elementos de prueba a la causa en la que se investiga la supuesta estafa que se habría cometido con gestiones para facilitar el acceso a viviendas, jubilaciones y pensiones, entre otros trámites. Ayer declaró el secretario de Bienestar Social, Gastón Zaccardi.
Desde la semana pasada el caso está en manos de la Justicia, y las sospechas -según consignó días atrás el secretario de Bienestar Social, Gastón Zaccardi- recaen sobre María del Carmen Maradei, una ex enfermera del Hospital, con domicilio en Paso de la Patria, a la altura del 170, que al parecer promocionaba supuestas influencias para agilizar trámites que permitían conseguir viviendas de algún plan social, jubilaciones, pensiones, y hasta ascensos en reparticiones públicas.

El caso tomó estado público la semana pasada, pero al parecer hacía mucho tiempo que los rumores sobre estas "gestiones" se ventilaban por los pasillos de la Municipalidad.

La cuestión es que en las últimas semanas fue posible incorporar algunos testimonios que dieron cuerpo al rumor, y el tema llegó a la Justicia por decisión de las autoridades Municipales.

Pollaroli confirmó en Radio del Centro que no bien tuvieron elementos que justificaron la sospecha de la comisión de un ilícito hicieron la denuncia en la Ayudantía Fiscal, y desde entonces están aportando pruebas.

"Lo importante es alertar a la comunidad de que no existe ninguna persona que en nombre y representación del Municipio pueda cobrar suma alguna para hacer gestión y que termine con la entrega de una casa", afirmó.

El secretario de Seguridad resaltó que "aparentemente se habrían cometido uno o varios ilícitos, porque estamos ante una potencial estafa", e insistió en que "solamente Bienestar Social entrega las casa, y no se cobra un solo peso".

Consultado sobre la marcha de la investigación, y si han podido aportar pruebas, respondió que "tenemos entendido que se han incorporado elementos probatorios importantes. El fiscal está trabajando en eso, recabando información".

Asimismo indicó que "aquel que considere que puede tener elementos probatorios que incriminen a quien se encuentra sospechada de la comisión de este delito, que lo haga, porque de esa manera se facilita la investigación".

Además el funcionario hizo hincapié en que toda aquella persona que pudo haber sido damnificada con maniobras de este tipo, se acerque a la Secretaría de Seguridad o a Bienestar Social. "Nosotros los orientaremos sobre los pasos que debe seguir", afirmó.

Vale recordar que se pusieron en manos de la Justicia documentos apócrifos de formularios de planes de vivienda, la grabación de una conversación telefónica donde la sospechosa admitiría que hacía gestiones para facilitar el acceso a viviendas oficiales, y el testimonio de damnificados.

Según consignaron las autoridades, los vecinos afectados aseguran que para acceder a una vivienda -a la que no llegaron-, la "gestora" les cobró mil pesos. Un caso curioso es el de un empleado de Vialidad de la Provincia, con domicilio en Alberti, que pagó 3.000 pesos ante la promesa de que le iban a conseguir un ascenso en su trabajo.

Comentá la nota