Se suman denuncias cruzadas de agresiones entre la Alianza y el Frente Chaco Merece Más

La campaña electoral en la capital chaqueña entró en un clima peligroso y de constantes agresiones no solamente verbales, sino también físicas, que se registraron en la última semana en las distintas actividades proselitistas de los dos máximos partidos, lo que hace pensar que el panorama podría empeorar por nuevos cruces en las recorridas por los barrios. Esta situación llevó a que, tanto desde la Alianza como del Frente Chaco Merece Más, presentaran denuncias policiales y judiciales deslindando responsabilidades y echando culpas a los adversarios.
En los últimos días se han conocido casos de peleas que terminaron con personas lastimadas, y tanto dirigentes justicialistas como radicales, pidieron a sus adversarios respeto y calma, aunque desde ningún sector se hicieron autocríticas por lo que está ocurriendo.

Una acción sistemática

Los dirigentes y militantes del justicialismo que se vieron involucrados en incidentes en el barrio El Tala, deslindaron responsabilidades en las acciones que terminaron en agresiones, al mismo tiempo que dejaron en claro que son ellos los que sufrieron golpes por parte de militantes del radicalismo. También denunciaron que una actividad municipal fue utilizada como acto de campaña de la Alianza, que lleva como candidata a diputada provincial a la jefa comunal Aída Ayala.

Sobre estos incidentes, un grupo de dirigentes y militantes del Frente Chaco Merece Más llegó a NORTE para hacer conocer su versión de lo sucedido y denunciar con dureza a la Alianza. Dijeron que "permanentemente somos víctimas de agresiones no sólo verbales o físicas, sino que también hay una constante campaña para cortar nuestros pasacalles o deteriorar pintadas o afiches".

La dirigente Marina Gronda, junto a Alberto Figueredo, Marisol Cabral, Mirian Aquino y Mónica Barbetti, hicieron saber que tras lo sucedido en el circuito 16 B, radicaron una denuncia en la seccional undécima de Resistencia, donde dejaron constancia de que un grupo de mujeres fue víctima de agresiones por parte de militantes de la Alianza durante un acto institucional del municipio de Resistencia.

Gronda dijo "nuestra gente estaba realizando el trabajo casa por casa como lo viene haciendo desde hace tres semanas. Ese día, como parte de la actividad del municipio Movida Tropical en el barrio tocaba el grupo D’Stellos, por lo que las chicas que están en la campaña como fans se quedaron a verlos, más aún porque nuestro búnker está a pocos metros. En un momento suben al escenario militantes radicales identificados con camperas y remeras, por lo que la gente del grupo pide a nuestras chicas que suban a bailar. Cuando una de ellas (Alejandra Barbetti) pisó el primer escalón, la bajaron tres personas a trompadas, por la que tuvo que ser hospitalizada en el Perrando con lesiones".

Señalaron que "todas las personas que estaban haciendo el trabajo de campaña son habitantes de la zona y los agresores fueron reconocidos como militantes radicales. De esta manera un accionar institucional lo tornan como partidario, cuando es subvencionado por el pueblo, por lo que a nadie debe ofender a presencia de quienes piensan distinto en estas actividades".

Figueredo dijo que "no es la primera agresión que sufrimos, sino que es parte de una acción que se volvió sistemática y en la que intervienen gente que traen de otros circuitos. Hay un grado de intolerancia muy grande".

"Evidentemente debe estar molestando a la gente de la Alianza que en nuestro permanente accionar por el circuito 16 B es innumerable la gente que participó en campañas anteriores junto a ellos y hoy se suman a nuestras filas, lo que seguramente los pone nerviosos", manifestó el dirigente.

Por último aseguraron que "son falsas las denuncias de agresión que hacen, porque los únicos agredidos fuimos nosotros".

Radicales responsabilizan al gobierno

Los dirigentes de la Alianza Frente de Todos y del Frente Cívico Social, en sede de la UCR, denunciaron ante los medios de prensa las agresiones sufridas en el Barrio El Tala de esta ciudad, lo que motivó la suspensión del "Movete Tropical" organizado por la Municipalidad de Resistencia, en el marco de la campaña electoral con vista a las elecciones del 28.

Asimismo, responsabilizaron al ministro de Gobierno Oscar Domingo Peppo y al gobernador Jorge Milton Capitanich de ser los conductores de esos hechos de violencia que se vienen repitiendo en cada acto programado por la oposición, por no garantizar la seguridad como corresponde.

En tal sentido los dirigentes Benicio Szymula, Luis Verdún, Alicia Terada, Delia González, Sergio Vallejos, entre otros, señalaron que "estos hechos de violencia se vienen repitiendo en cada acto que programamos y desde el gobierno no se hace nada para tratar de calmar los ánimos de sus militantes y brindar la seguridad correspondiente para que podamos realizar nuestros actos con tranquilidad y total y absoluta normalidad".

Puntualizaron además que "de los incidentes del sábado, la militante Patricia Romero sufrió una incalificable agresión por la que terminó internada en al Hospital Perrando donde se repone satisfactoriamente. Esto es lamentable, significa un retroceso institucional, como se vive en la Argentina y se repite acá en el Chaco. Nosotros no nos merecemos un país boliviariano, esperemos que las autoridades llamen a la reflexión de estos inadaptados y corregirlos para que puedan vivir sanamente dentro de una democracia instalada para siempre".

Finalmente, señalaron que "seguiremos trabajando denodadamente para que hechos de esta naturaleza no vuelvan a repetirse y que cada chaqueño sepa cómo comportarse en una campaña electoral, como ha sucedido siempre en épocas anteriores, sin agresiones, sin violencia y respetando las ideas de los otros en el marco de una democracia plena y la paz social para todos".

Comentá la nota