Suma de aumentos de colectivo en Santa Fe

Santa Fe.— El boleto del transporte urbano de pasajeros aumentó ayer sábado y volverá a hacerlo la semana próxima. Desde ayer la tarifa plana pasó de 1,50 a 1,65 peso. El Consejo municipal aprobó en su última sesión, en la que los concejales kirchneristas respaldaron el pedido del intendente radical Mario Barletta, un costo de $1,80 para la semana que viene. El boleto escolar se ubicará en los 70 centavos, el jubilado en 90 centavos y el llamado centro para la circulación en esa zona de la ciudad, aumentará a 1,35 centavos.
La ordenanza creó un nuevo cálculo para determinar el valor del boleto para lo cual se considerarán "cinco elementos sobre los que se hace un monitoreo permanente y tiene que ver con el costo del servicio: el valor de las unidades, el costo del combustible, el sueldo de los choferes, los índices de precio al consumidor y el monto de los subsidios".

   El texto contempla que las facultades de regulación, fiscalización, supervisión, inspección y auditoría de la operación y mantenimiento del servicio, y de las instalaciones y bienes comprendidos o afectados a su prestación, estén a cargo de un organismo que establecerá el Ejecutivo Municipal, y que será la Autoridad de Aplicación. Esta instancia podrá modificar el recorrido de cualquiera de las líneas, como así también alterar las paradas y centros de transbordo, la extensión de cada recorrido y los enlaces, a efectos de lograr mejoras en la prestación.

   En tanto, cuando las ampliaciones o reducciones de los recorridos impliquen la alteración de más de un 20 por ciento de su trayecto, deberán ser aprobadas por el Concejo Municipal.

Mixtos. La norma autoriza además al municipio a determinar combinaciones de líneas, y a la Autoridad de Aplicación a modificar las frecuencias de cualquiera de las líneas, conforme los datos que surjan del monitoreo permanente del sistema a efectos de lograr la más eficiente prestación.

    Las modificaciones en las frecuencias serán sometidas también a dictamen del órgano de control.

   Su objetivo es el de ejercer el control, seguimiento y resguardo de la calidad de los servicios públicos de transporte urbano de pasajeros, "para la defensa y protección de los derechos de sus usuarios y consumidores y del medio ambiente, haciendo cumplir la legislación que regula la materia".

   Esta instancia estará compuesta por tres miembros designados con acuerdo del Concejo Municipal a propuesta del Ejecutivo y su mandato durará cuatro años, pudiendo ser reelegidos por una única vez.

   Entre sus funciones, figuran la de auditar el cumplimiento de las obligaciones legales y contractuales por parte de los prestadores del servicio, auditar las acciones de control que el Ejecutivo implemente sobre el transporte, controlar el cumplimiento de las normas de calidad solicitadas contractualmente, y realizar evaluaciones sobre la calidad del servicio y la satisfacción de los usuarios.

    También analizará recorridos y frecuencias y dictaminará modificaciones de trayecto. Además, debe informar, proteger y asesorar a los usuarios sobre sus derechos. l

Comentá la nota