"Sully", el piloto que evitó el desastre aéreo, el nuevo héroe en EE.UU.

Con su destreza logró amerizar en el río y salvar así a las 155 personas que viajaban en la nave.
Estados Unidos tiene un nuevo héroe desde el jueves y lo llaman "Sully". La pericia del piloto del vuelo 1549 de US Airways, Chesley B. Sullenberger (59), evitó una catástrofe aérea en Nueva York, ya que logró que su avión amerizase sobre las heladas aguas del río Hudson y salvó la vida de las 155 personas que viajaban bordo, después de que unas aves entraran en los motores de la nave y los paralizaran. Todos hablan de él, lo felicitan y hasta surgen voces desde los blogs que piden que sea el sucesor de Hillary Clinton en la banca del Senado que la ex primera dama dejó para convertirse en secretaria de Estado de Barack Obama.

El presidente George W. Bush, alabó la "pericia y el heroísmo" de la tripulación del avión. Por su parte, el gobernador de Nueva York, David Paterson, también alabó la certera actuación del piloto: "Ha sido un milagro", dijo durante una conferencia de prensa junto con el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg. El alcalde -quien según se dice tiene listas las llaves de la ciudad de Nueva York para entregarle al nuevo héroe-, felicitó al piloto Sullenburger, por su "maravilloso" trabajo y recurrió a la literatura para explicar el nuevo fenómeno. Bloomberg dijo que, "según Ernest Hemingway, un héroe es aquel que logra 'mantener la gracia bajo presión', y Sulleberger demostró esa característica".

Además de hacer planear el avión en emergencia sobre una zona donde no existen espacios abiertos excepto el río, Sullenberger hizo cada cosa como se debe: después de haber dado la orden para la operación de salvataje verificó en persona que no quedara nadie a bordo del avión después del acuatizaje. Recién después de que recorrió el aparato dos veces, "Sully" salió para ser también rescatado. "Parecía David Niven en traje de piloto -relató uno de los primeros socorristas-, ni un gesto de preocupación en su rostro".

En cuanto al accidente, la agencia federal estadounidense para la seguridad aérea (NTSB, por su sigla en inglés) dijo que el avión perdió el motor izquierdo al impactar contra las aguas.

"El motor izquierdo no está, y lo tenemos que encontrar", dijo Kathryn Higgins, portavoz de la NTSB. Los investigadores quieren encontrar el motor para verificar los daños causados por el impacto contra las aves. "'Sully' tuvo pocos instantes para decidir cuando, inmediatamente después de despegar, el Airbus 320 se topó con una bandada de pájaros que arruinaron los dos motores. Esos pasajeros no podrían haber elegido mejores manos", dijo Robert Bea, co-fundador del Center for Catastrophic Risk Management de Berkeley, en California.

Sulleberger, un ex piloto de la Air Force, conduce aviones de la US Airways desde hace 29 años. Pero en su tiempo libre trabaja para la Safety Reliability Methods, la sociedad que fundó para estudiar la psicología de la tripulación en momentos de crisis.

"Cuando un avión está por caer y toda la gente a bordo queda en tus manos, te encuentras delante de un test", dijo Bea, quien conoce bien al piloto. "'Sully' pasó este test con todas las luces porque había evaluado miles de veces lo que se debe hacer", añadió.

Sullenberg vive en Danville, una comunidad de clase media en California, a 50 kilómetros de San Francisco, con su esposa, Lorrie, y dos hijas. Antes de pasar a la aviación civil piloteó cazabombaderos F4 de la Fuerza Aérea.

El Airbus 320 de US Airways, que había despegado del aeropuerto neoyorquino de La Guardia y se dirigía a la localidad de Charlotte, en Carolina del Norte, con 155 personas a bordo, amerizó el jueves al anochecer en aguas del río Hudson, en el oeste de Manhattan, al parecer debido a la entrada de varias aves en sus motores.

Las aves han causado 668 incidentes aéreos en EE.UU. en los últimos 30 años.

Comentá la nota