No fue suficiente oposición para no hacer el pavimento

Se informó que de 5318 partidas puestas a consideración, 1006 fueron los frentistas opositores. En base a esos datos, el vecinalismo comenzó a evaluar el caso. Pero se anticipó que no se interfiere lo proyectado de obra y el cobro
Si bien el número de vecinos que se opusieron a la obra de repavimentación ha sido considerado importante, igualmente la misma continúa tal como estaba planteada, mientras el vecinalismo analiza cuadra por cuadra si existe algún caso en particular que merezca ser replanteado y suplir por otra.

Anoche hubo una extensa reunión, de la que participaron el intendente, algunos funcionarios, los concejales vecinalistas, más Carlos Aprile y Marta Cadenas por el partido. Fue el comienzo de la evaluación sobre los resultados del registro de oposición, que continuará en las próximas horas, aunque se aseguró que la obra seguirá como estaba proyectada y el cobro tal lo dispuesto.

Una sola cuadra habría tenido un porcentaje de oposición cercano al 80 por ciento, mientras que otras 12 tendrían registrado un 50 por ciento de negativa, las que van a ser chequeadas para analizar estos casos en particular, y puede que si no han sido intervenidas se resuelva cambiarlas por otras que fueron solicitadas por vecinos que reclaman asfaltado de sus calles. Pero se aseguró que no hay más cuadras que esas donde se haya visto un fuerte rechazo de los vecinos frentistas.

Es que la oposición no superó en el conjunto de la obra el 20 por ciento, cuando se requería al menos la mitad de las 5318 partidas puestas a consideración de los frentistas, de los cuales se informó anoche que habían sido 1006 los que se negaron a la obra.

De todas maneras ese número no escapa a un análisis pormenorizado, ya que tampoco los vecinalistas lo han minimizado ni muchos menos, de acuerdo a lo que fue informado tras la reunión de anoche.

Asimismo, los vecinalistas buscan con la evaluación del resultado del registro de oposición ir acordando una postura unificada para resolver la situación, pero que sería sin modificaciones sustanciales al proyecto de cobro que se ha hecho público.

Por otra parte, el vecinalismo también define los últimos detalles de lo que será el nuevo circuito de tránsito pesado y acelera la colocación de los arcos que imposibilitarán el paso de los camiones por calles no habilitadas para tal fin, fundamentalmente porque en algunas ya se ha construido el nuevo pavimento, que durante el fin de semana avanzará sobre algunas calles céntricas.

En consecuencia, la obra en su conjunto podría tener alguna pequeña modificación en cuanto al contenido en general de las cuadras a pavimentar, donde los casos más complejos dentro de aquellas con un porcentaje de oposición del 50 por ciento serían las que se encuentren intervenidas e igualmente hay que repavimentarlas, no obstante todo sigue igual.

Comentá la nota