"Hoy la suerte la tuvo él"

Después de caer por 6-3, 3-6 y 6-2 ante Andy Murray en el debut del Barclays ATP World Tours Finals, Del Potro explicó que fue un partido muy cambiante y que la cuota de fortuna fue para el escocés. Ahora enfrenta el martes a Federer, que sufrió hasta el segundo set y liquidó a Verdasco con un 6-1 en el tercero.
"El partido fue un poco raro, un poco cambiante. Por momentos dominaba", explicó Del Potro después de la caída en su debut en el Masters. De un partido que fue muy cambiante, con un set para cada uno y un tercero que Murray resolvió con facilidad. Y recordó que los partidos contra el escocés (cuarto en el ranking) "siempre salen parejos o van al tercer set y luego son pocos puntos los que lo definen". Y analizó: "El hizo un muy buen primer set, después hace falta un poquito de suerte para ganar y la tuvo él. Por momentos jugué bien y me quedo con eso, saco las cosas que tengo que mejorar para el próximo partido".

Se mostró conforme, Delpo, de estar en este Masters con los top del mundo. Y dijo que "había un muy buen ambiente. Yo estaba con muchas ganas de jugarlo y de estar entre estos grandes". ¿Y la sangre en la nariz, que interrumpió el primer set? "Sólo empezó a sangrar y enseguida se cortó, pero no fue nada". Y más: contó cómo cambió su vida después de ganar el US Open: "Cada vez que entrás a la cancha se siente un poco la diferencia, pero es lindo". Y entre tanta expectativa confesó que será "difícil" volver a sentirse como en Nueva York.

Ahora la segunda parada de Delpo será nada menos que contra Roger Federer... justamente al que le ganó la final del US Open, ahora se vuelven a cruzar. La cita será el martes a las 11.45 y el tandilense deberá ganar para seguir con chances de pasar a las semis: "Hay que ganar los dos que quedan para llegar a semis, y después hacer un poco de matemáticas", dijo.

El suizo, número 1 del mundo, la tuvo difícil en su debut hasta el segundo set: perdió el primero por 6-4 y en el segundo llegó a estar 5-5, pero lo ganó y después el español no lo pudo frenar. Roger lo terminó con un rotundo 6-1 en casi dos horas de juego. Ahora el suizo busca en Londres la revancha del US Open.

Comentá la nota