El sueño del pibe es tener al Diez en campaña: dos actos K con Maradona

El Gobierno lo incorporó como nueva figura para el 2009. Flamante afiliado del PJ, encabezó en una semana dos actos con dirigentes K, incluidos -claro- los Kirchner. En Fiorito, su tierra, entregó una ambulancia y 41 PCs.
El Gobierno incorporó a una nueva figura para enfrentar el año electoral: Diego Maradona, flamante afiliado del PJ, encabezó en la última semana dos actos con dirigentes del oficialismo, incluidos los Kirchner. Ayer, el técnico de la Selección de fútbol entregó una ambulancia y 41 computadoras en Villa Fiorito, el barrio carenciado donde nació hace 48 años. Lo acompañaron la primera dama bonaerense, Karina Rabolini de Scioli, presidenta de la Fundación Banco Provincia, y su vice en ese organismo, María del Carmen Cardo de Balestrini, esposa del vicegobernador Alberto Balestrini, entre otras autoridades.

El jueves 18, Maradona había inaugurado un shopping en la localidad de Ezeiza junto a la presidenta, Cristina Kirchner, su esposo Néstor; el gobernador Daniel Scioli y el intendente Alejandro Granados.

La visita de Maradona a su barrio natal recorrió el mundo. El acto fue organizado hace varios meses por Rabolini, y está vinculado con una serie de actividades que el Ejecutivo bonaerense realizó en distintas villas miseria, como Fuerte Apache o La Cava. En esos actos, la Gobernación garantiza contar con la presencia de un referente local importante: en Fuerte Apache, por ejemplo, estuvo presente uno de los hermanos de Carlos Tevez, quien nació en ese barrio.

Ayer Maradona convulsionó a Fiorito, adonde llegó acompañado de su novia Verónica Ojeda, quien también nació en ese lugar y tiene una casa de deportes en la zona.

En el acto, el intendente local, Jorge Rossi, dio un discurso asegurando que esa primera acción comunal iba a “dar inicio a un conjunto de mejoras para el lugar con la intención de Diego de trabajar para Fiorito”. Momentos después, le entregó a Maradona las llaves de la ciudad y un contundente decreto en el cual el Concejo Deliberante lo reconoce como “el mejor jugador del mundo”. Maradona agradeció el gesto y mencionó la entrega de la ambulancia como una tarea en la que había estado involucrado: “Cuiden esto porque nos costó mucho y va a ser para ustedes, para que la salud sea mejor”. En otro momento, seco pero cortés, le hizo una serie de reclamos a Rossi (ver recuadro).

Como era de esperar, la gente a su alrededor estaba muy exaltada. Maradona intentó identificarse con ellos: “No griten porque van a decir que somos todos villeros”, pidió, y de inmediato cambió el sentido de sus palabras: “Yo me siento orgulloso de ser villero”.

Scioli prefirió mantenerse al margen del acto: “La presencia de Maradona no tiene nada que ver con la política”, explicó por la tarde a este diario. Su nexo con Maradona es el médico personal del ex jugador, Alfredo Cahe, que desde hace meses se transformó en asesor ad honórem del gobernador: lo visita todos los días en su residencia oficial de La Plata. Los vínculos son familiares: el hijo de Cahe y la hija de Scioli son amigos. A eso se suma el vínculo político que Scioli aún mantiene con el ex secretario de Deportes bonaerense y manager de la Selección, Carlos Bilardo, también presente en el acto de Fiorito.

A pesar de que Scioli minimiza la incorporación de Maradona a los actos del peronismo, el ex jugador se muestra cada vez más cerca de los Kirchner. El jueves 18 había inaugurado un shopping en Ezeiza junto a los Kirchner y el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Maradona y Néstor hablaron de fútbol durante una recorrida por el lugar. El impulsor de ese acto había sido Granados, el intendente de Ezeiza.

En la Casa Rosada están muy contentos con la repentina lealtad de Maradona, que durante el conflicto con el campo había celebrado el “voto no positivo” de Cobos: “Lo grité como un gol”, dijo el astro en aquella ocasión.

“Diego juega para nosotros”, se entusiasmó ayer un ministro K, que sin embargo aseguró que no estaba previsto, por ahora, otro acto oficial con el ex jugador.

En el entorno de Maradona, en cambio, desmienten cualquier vinculación con la Casa Rosada: “Diego nunca estuvo con el poder, y menos va a estarlo ahora”, le dijo a Crítica de la Argentina su asistente personal, Gabriel Buonno.

Los vínculos de Maradona con el PJ bonaerense, sin embargo, son evidentes. Hace más de un año y medio que vive en Ezeiza, lo que profundizó su relación con Granados, al que conocía de sus épocas de jugador de Argentino Juniors, según contaron en el entorno del DT. Esa relación se profundizó en marzo del año pasado, cuando Maradona fue internado de urgencia en el hospital de Ezeiza después de haber tenido una recaída con el alcohol. Granados puso todo el municipio a su disposición y le garantizó que, mientras siga viviendo en su barrio, nadie iba a molestarlo. Maradona está muy agradecido con esos –y muchos otros– gestos, por lo que aceptó que Granados lo afiliara al PJ y lo hiciera socio del club Tristán Suárez que maneja su hijo Gastón, apodado el Gato. Como buen jefe territorial del PJ, Granados tiene vinculaciones con el mundo político del fútbol, sobre todo con Julio Grondona, a quien conoció a través del dirigente de la AFA Noray Nakis.

UN RETO AL INTENDENTE ROSSI. Lo cortés no quita lo tajante, por lo menos no en el caso de Diego Maradona, que le congeló la sonrisa al intendente Jorge Rossi un instante antes de entregarle las llaves de la ambulancia para Fiorito. “Le damos las llaves, sí, pero antes... pero antes... –abrió suspenso el 10, agitando el llavero en el aire, mientras Rossi lo seguía con los ojos como un chico a la sortija– antes queremos un compromiso: no puede ser que cada vez que caigan dos gotas de lluvia, se inunde todo y no podamos entrar a ver a mi familia de Fiorito.”

EN LA ZONA ROJA DE POBREZA Y CONTAMINACIÓN.

- Villa Fiorito está ubicada al sur del Gran Buenos Aires –en el partido de Lomas de Zamora– y está considerado uno de los lugares más pobres del Conurbano. v Los datos estadísticos no son precisos porque en el último censo hubo encuestadores que se negaron a ingresar. Fuentes municipales calculan que son 12 mil las familias que construyeron sus casas en la franja conocida como Cuenca del Matanza.

- Para el MIJD de Raúl Castells, los habitantes ya superan los 100 mil y 9 de cada 10 tienen necesidades básicas insatisfechas. La principal carencia es la ausencia de red cloacal. Los servicios de salud son limitados. La gente se atiende en la única sala de primeros auxilios que ayer recibió el refuerzo de una ambulancia.

- El alto índice de desocupación es apenas disimulado por el cartoneo. Desde el punto de vista ambiental, el lugar se encuentra en zona roja, ya que el brazo del Riachuelo que atraviesa sus calles “es el más contaminado, con acumulación de residuos industriales sin tratar y aguas servidas”, según informes oficiales.

Comentá la nota