Suena el nombre de Breitenstein como candidato a diputado

Suena el nombre de Breitenstein como candidato a diputado
Desde el 10 de diciembre próximo, en las bancas de la Legislatura bonaerense podría verse a más de un Scioli, a algunos intendentes -aunque obviamente, tienen dos años más de mandato-, y al hoy ministro del Interior, Florencio Randazzo, entre otros políticos "conocidos" del oficialismo. Y lo mismo podría suceder en la Cámara de Diputados de la Nación, mientras que en los concejos deliberantes se sentarían ediles que lleven el mismo apellido que el intendente del distrito.
Es que algunos estrategas del kirchnerismo trabajan en un diseño de armado de las listas bonaerenses que estarán en juego en los comicios del 28 de junio, en el que la clave son "los nombres".

La idea, básicamente, consiste en encabezar y poblar las nóminas de candidatos a diputados nacionales, a legisladores provinciales y a concejales de dirigentes reconocidos o con peso político en sus regiones. O, en su defecto, con hombres y mujeres que sean muy conocidos o porten el apellido de referentes del oficialismo con alta imagen.

Esta estrategia bajo análisis aparece como una extensión de una idea que ya lleva tiempo: sumar a José Scioli a la lista de diputados nacionales que encabezaría Néstor Kirchner, para que el Gobernador aparezca estrechamente vinculado a esa nómina.

DANZA DE NOMBRES

Se trata, por ahora, de una alternativa que se evalúa en Olivos y en algunos despachos de la Casa Rosada, junto a otras estrategias de armado de la oferta electoral. No está definido si finalmente se apelará al recurso de "los nombres" pero, según pudo saber EL DIA en fuentes calificadas, el diseño está avanzado y hay variantes en danza para las listas de legisladores provinciales que -por las ocho Secciones Electorales en que está dividida la Provincia- competirán en estos comicios.

Así, en esos borradores aparece nuevamente el nombre del secretario general de la Gobernación, José Scioli; en este caso, para encabezar la nómina de la Primera Sección (norte y oeste del Conurbano), que en este turno renueva senadores. Y figura otro hermano del Gobernador, Nicolás, funcionario del área de Medio Ambiente, en una lista tentativa para la otra gran región electoral del Conurbano, la Tercera (el sur, con eje en La Matanza) que elige diputados.

También hay borradores para las secciones del interior provincial. Para la Cuarta, que renueva senadores, se evalúa una lista encabezada por un hombre de Chivilcoy, el ministro Florencio Randazzo. Para la Quinta (elige senadores), hay quienes sugieren el nombre del intendente marplatense, el vecinalista afín al kirchnerismo Gustavo Pulti; y para la Sexta (renueva sus diputados) proponen a otro jefe comunal con predicamento en su región, el peronista de Bahía Blanca Cristian Breitenstein.

Esos nombres no son definitivos ni excluyentes. Como posibles candidatos para algunas de las listas están anotados, por ejemplo, otros dos hombres del gobierno de Daniel Scioli, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, y el ministro de Salud, Claudio Zin, afiliados a los PJ de La Plata (Octava Sección) y Tigre (Primera), respectivamente.

APELLIDO DE INTENDENTE

Los dos intendentes que ya anunciaron que se presentarán como candidatos a concejales -para plebiscitar sus gestiones y quedarse en la Intendencia si ganan, por supuesto, o irse si pierden-, Gustavo Móccero (Coronel Suárez) y Jorge Barracchia (Trenque Lauquen), en tanto, no serían una excepción.

Si la estrategia de los nombres finalmente se impone, desde Olivos les pedirán a varios intendentes que imiten el "gesto" de Barracchia y Móccero. Y a muchos otros les plantearán que ubiquen al tope de las listas de concejales a familiares que, apellido mediante, sirvan para traccionar los votos que pueda sumar su inserción como referentes distritales.

Comentá la nota