Ley de suelo: científicos de la UNCuyo avalan los cambios hechos por Diputados

Si el Senado avala hoy el proyecto, se hará realidad después de 18 años. Especialistas universitarios dicen que el trabajo de la Cámara Baja fue positivo.
Después de casi 18 años de debate, por fin el proyecto de ley de ordenamiento territorial y uso de suelo podría hoy convertirse en una realidad para Mendoza.

Deberá, sin embargo, superar un último escollo: que los senadores se pongan de acuerdo para apoyar el despacho elaborado por Diputados o bien optar por el del Senado.

Hasta el momento, los bloques mayoritarios dijeron que se inclinarán por el que vino modificado desde la Cámara Baja, "porque se han hecho aportes sustanciales". Este es, además, el que cuenta con el aval de los científicos de la UNCuyo, tal y como lo explicó María Elina Gudiño, una de las especialistas que trabajó en el proyecto.

Quienes aún dudaban de ofrecer su voto al despacho de los diputados son los demócratas, ya que la senadora Nelly Gray de Cerdán, una de las que más ha trabajado este tema en la Legislatura, se inclinaba a quedarse con el despacho original.

En la Cámara Baja se realizaron casi 20 modificaciones al proyecto que se viene trabajando desde diciembre del 2008. De superarse este inconveniente, Mendoza contará desde hoy con la tan ansiada ley marco necesaria para ordenar su territorio.

Para qué servirá la ley. La normativa, cuyo proyecto fue elaborado con el estricto asesoramiento de los científicos y especialistas de la UNCuyo, servirá para ordenar todo el territorio. Esto implica hacia adónde crecer y dónde y cómo se podrán realizar inversiones, teniendo en cuenta el cuidado y la conservación de los recursos naturales.

Lo que se plantea en esta legislación es el proyecto de una Mendoza hacia el futuro en materia territorial, con la implementación de estrategias de crecimiento sustentable que hasta ahora no habían sido tenidas en cuenta. Además, y en esto difiere el despacho de Senadores del de Diputados, por lo que Gudiño señaló que, para los especialistas, es mejor que el anterior, pues plantea un sistema de controles cruzados de aplicación de la ley. Esto significa que involucra tanto al organismo responsable de hacerla valer (la Secretaría de Ambiente) como a los legisladores –quienes tendrán a su cargo la realización de auditorías– y a los concejos deliberantes. Además, tiene en cuenta la necesidad de una revisión externa, que será realizada por especialistas de universidades de otras provincias.

También plantea que ningún municipio podrá hacer excepciones y que el consejo del Estado y el consejo provincial de orden territorial serán compuestos tanto por políticos como por especialistas.

Cómo votarán los senadores. Hasta el momento, la ley impulsada por el oficialismo (y que no pudo ser aprobada antes del 1 de mayo) va a recibir el aval de los cobistas, según lo confirmó el senador Aníbal Rodríguez. También se sumarán al apoyo del proyecto los radicales, aunque Leopoldo Cairone explicó que se reunirán antes de la sesión para ultimar detalles.

Los demócratas, por su parte, tienen que definir por cuál de los dos despachos se inclinarán. Sin embargo, el senador Carlos Aguinaga manifestó que es probable que se sumen al que viene de la Cámara Baja, aunque la senadora Gray de Cerdán se acercaba más al que impulsó la Cámara Alta.

Sin embargo, la ansiada ley es casi un hecho. Una vez sancionada y promulgada, tanto la Provincia como los municipios tendrán que comenzar a pensar su plan territorial estratégico.

Comentá la nota