"Los sueldos públicos son muy bajos"

El secretario general de los municipales y líder de la CGT Rosario explicó que "nosotros aún no tenemos una cifra de incremento de salarios", pero se manifestó de acuerdo con el 20% que estimó la dirigencia de Upcn.
Los gremios del sector público en la provincia se preparan para un arduo febrero de negociaciones y en ese marco, los municipales no son la excepción. Con el piso del 20% de incremento salarial que trazó el gremio público más numeroso en la provincia, Upcn, el resto de los sindicatos va acomodando sus cálculo. "Nosotros aún no analizamos la cifra de la cual vamos a partir para empezar la negociación, pero ese 20% nos parece un porcentaje que es acorde con la realidad", dijo ayer Néstor Ferraza, titular de los municipales de Rosario y de la CGT de esta ciudad. El dirigente gremial separó las perspectivas del sector privado de las del público para este 2010: "En el ámbito de la producción hemos escuchado buenas perspectivas de parte de los empresarios incluso en lo que se refiere a recuperación salarial; pero lamentablemente no pasa lo mismo en el sector público donde cada punto de aumento costará mucho conseguirlo", opinó Ferraza.

El líder de los Municipales de Rosario manifestó que "estamos preocupados porque más allá de los porcentajes que se puedan plantear, desde fines del año pasado no sólo por parte del gobierno de la provincia, sino también de parte de los intendentes y presidentes comunales, lo único que escuchamos es que no pueden hacer frente a ningún incremento salarial", dijo Ferraza en declaraciones a LT8. Y agregó que "estamos esperando ahora en febrero la convocatoria de la paritaria municipal que tienen que hacer los intendentes y la secretaría de Municipios y Comunas. Cuando Upcn habla del 20% nosotros creemos que es una cifra razonable porque la inflación de 2009 estuvo alrededor de ese porcentaje, pero también hay que tener en cuenta que los salarios de los empleados públicos sean municipales o provinciales, son muy bajos".

Para Ferraza cuando se habla de un porcentaje determinado "no quiere decir que la negociación va a cerrar precisamente ahí, pero es para barajar un monto que tiene que ver con la realidad".

¿Usted está diciendo que ese 20% puede ser techo o piso de acuerdo a cómo venga la negociación?- le preguntaron.

Nosotros en el ámbito municipal todavía no hemos analizado ningún porcentaje. Lo del 20% lo lanzó Upcn y nos parece que tiene que ver con la realidad. Ahora, después se verá en el ámbito de la negociación. Se va a ir viendo la paritaria que tenga cada uno de los sectores.

Por otra parte, el titular de la CGT Rosario explicó también que "lo que a nosotros nos preocupa es que el gobierno provincial y los municipios hablaron de que la discusión salarial tenía que darse en torno a lo marca el Indec, que marcaba para fin del año pasado algo de un 8%, todos sabemos que eso no es real. Es un porcentaje mentiroso. Esto ya ha pasado en otra oportunidad, que por un lado se critican la cifras que da el Indec, pero después se las pretende legitimar a la hora de discutir salarios, eso ya pasó a principios de 2009. Después finalmente se negoció en base a las estadísticas que había elaborado el propio instituto provincial".

Como el resto de los gremios del sector público, los municipales están lejos de ser optimistas. "Viendo cómo terminó el 2009, este año va a ser complejo para la paritaria municipal porque el escenario a futuro marca por un lado el tema de los recursos. Porque evidentemente la coparticipación federal no se modifica por lo tanto las provincias no tienen más recursos y esto incide también en la suerte de municipios y comunas; y por otro lado está la inflación que ya se empezó a notar elevada a fines de 2009 y principios de este año. Eso marca que habrá que modificar los sueldos en un porcentaje razonable".

-Pero desde el sector privado las perspectivas que se trazaron para este año son un poco más auspiciosas...

-Si bien distintos sectores de la producción hablan de un año que puede llegar a ser bueno e incluso mencionan el tema de la recuperación salarial; para el sector público yo veo un escenario más complicado.

Comentá la nota