Sueldos: piden 27% pero hay un techo del 13%

El Gobierno previó $ 4.060 millones para los estatales y en 2009 se les pagó $ 3.580 millones. Las paritarias arrancan esta semana.

El Gobierno provincial enviará esta semana las notas de convocatoria para la reanudación de las negociaciones paritarias. Hacia el miércoles el ministro de Gobierno, Mario Adaro, convocará a reuniones que se llevarán a cabo dentro de los próximos diez días con los dirigentes de los gremios docente, Salud profesionales, Salud no profesionales, Vialidad, Administración Central y Judiciales.

Pero algunos gremios no esperaron y se adelantaron a la convocatoria con fuertes reclamos de aumento salarial que superan el 20%: en el ámbito docente, la Ctera -en cuya conducción nacional se encuentra el mendocino Gustavo Maure- presentó en la paritaria nacional un reclamo de elevación del piso salarial docente de 1.490 a 1.900 pesos, lo que implica un 27% más. "Es un disparate", dijo el ministro de Educación de la Nación, Eduardo Sileoni.

Las conversaciones seguirán esta semana. El piso salarial que finalmente se termine fijando en Buenos Aires, definirá el que el Gobierno tendrá que discutir en Mendoza con el SUTE.

En tanto en el ámbito de la Salud, el dirigente de ATSA, Juan Carlos Navarro, adelantó que presentará un pedido de aumento salarial del 22% argumentando los efectos de una inflación que nadie precisa y que -según el Indec- es del 7% y la UNCuyo, del 14%.

Si bien el Presupuesto 2010 no contiene una pauta de aumento salarial explícita, basta comparar lo que el Estado provincial pagó efectivamente en sueldos el año pasado con el monto que prevé pagar en el Presupuesto 2010, para descubrir "implícitamente" a esa pauta. Aunque el cálculo tiene su complejidad y exige apelar a estimaciones, se puede concluir que la cifra prevista en el Presupuesto 2010 exclusivamente para aumentos salariales es de 4.060 millones.

Este monto es un 13% superior a los 3.580 millones pagados efectivamente el año pasado. Pero este 13% de aumento salarial estimado se contempla por trece pagos (doce sueldos más aguinaldo) es decir, como si se comenzara a liquidar desde el mes de enero. Como el Gobierno ha pedido un trimestre entero de observación del comportamiento de la recaudación, para confirmar si las previsiones son o no acertadas, no se espera que el mayor costo salarial se distribuya sobre todos los meses del año.

En caso de que el incremento se acuerde desde abril el porcentaje de aumento podría alcanzar el 17%, al distribuirse sobre diez pagos. Por cierto que los cálculos son sólo promedio y se relativizan a la hora de aplicarlos sobre cada uno de los sectores, con realidades diferentes en sus bonos salariales.

Los docentes -por ejemplo- tienen un bono blanqueado pero el resto de los sectores (salud, vialidad, judiciales) el año pasado lograron incrementos "en negro" y ahora deberán comenzar discutiendo su blanqueo. Y, por cierto, todo quedará supeditado a que los ingresos se comporten como prevé el presupuesto o sean mayores.

Comentá la nota