Los sueldos municipales para todo el año se definen en febrero.

Los sueldos municipales para todo el año se definen en febrero.

El Departamento Ejecutivo y los gremios que representan a los trabajadores municipales se aprontan para iniciar las negociaciones salariales. La política trazada en el presupuesto oficial permitiría un incremento del 10 por ciento. Los gremios advirtieron que no aceptarán aumentos porcentuales, sino montos fijos agregados al básico de todas las categorías.

Cada mes de febrero está marcado por las negociaciones que llevan a cabo el Departamento Ejecutivo y sus empleados, representados por las organizaciones sindicales. A pesar de la situación adversa del duro momento económico, los gremios confían en la posibilidad de aumentos que prevé el presupuesto oficial, que para este ejercicio presenta una masa salarial más importante que las de años anteriores. Las mesas de diálogo podrían ser abiertas la semana que viene.

Cuando el oficialismo obtuvo sobre el cierre de 2008 la aprobación del presupuesto 2009, uno de los argumentos fue que la proyección permitiría incrementos en los sueldos de los empleados municipales. En aquella oportunidad, fue el presidente de la bancada justicialista, José María Díaz Bancalari, quien señaló que “mientras la Provincia de Buenos Aires no tiene presupuestado incrementos salariales para el ejercicio 2009, y mientras en empresas del sector privado se han acordado disminuciones de salarios a cambio del mantenimiento de las fuentes de trabajo, el Departamento Ejecutivo tiene previsto desembolsar durante el ejercicio 2009 una suma superior a los 52 millones de pesos en Gasto en Personal, es decir aproximadamente un 20 por ciento más de lo efectivamente gastado en el ejercicio 2008”.

En este sentido, el propio intendente Marcelo Carignani comentó esta semana que “a través de la Secretaría de Coordinación de Gabinete habíamos charlado con los gremios”. Afirmó además que las negociaciones formales serán puestas en marcha durante este mes, y aunque no adelantó cuál es la oferta que presentará el Ejecutivo, señaló que “vamos a ver la evolución de los ingresos y en función de eso, volcar una parte de esos ingresos al sueldo de los trabajadores municipales”. Recordó además acerca de la política de distribución de los ingresos municipales: volcados en partes iguales a mejoras salariales, por un lado, y el mantenimiento y mejora de los servicios públicos, por la otra.

“Para pagar mejores sueldos, necesitamos tener la recaudación que está prevista”, advirtió el Intendente, quien reconoció que “por lo que he hablado con el Secretario de Economía y Hacienda, vamos medianamente bien”.

Carignani se mostró así dispuesto a “complacer en la medida de lo posible lo que los gremios reclaman”, pero enfatizó que, más allá del contacto permanente con los referentes gremiales, todavía no existen ni una oferta concreta por parte del Ejecutivo, ni una propuesta formal por parte de los representantes de los trabajadores.

Los gremios

En tanto se espera la convocatoria del Ejecutivo para poner en marcha las nuevas negociaciones, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) señalaron la clara postura de no aceptar incrementos porcentuales idénticos para todas las categorías. Ambas entidades irán a la mesa de negociación con la propuesta de un monto fijo inyectado al básico de todas las categorías por igual.

“Nosotros pretendemos la incorporación al básico de una suma fija, y retroactiva a enero de este año, aplicada desde la categoría 2 hasta la 24. No vamos a aceptar montos en porcentajes, porque esto favorece directamente al personal jerárquico, y no a los qué más necesitan, que son los compañeros que están en los planteles de personal de servicio, técnico e incluso profesional”, adelantó Rodolfo Cecchi desde el Sindicato de Municipales, quien confió en que las negociaciones serán puestas en marcha luego del regreso a la actividad de Vicente Beccarini, el Secretario General de la organización, quien por estos días se encuentra en período de vacaciones.

Por su parte, el secretario General de ATE, Alberto González coincidió con el planteo de los Municipales y rechazó también de antemano la posibilidad de un aumento porcentual idéntico para todas las categorías. “Vamos a ir a la negociación con un pedido de aumento que no sea menor a 300 pesos al básico y retroactivo a enero”, adelantó González, quien señaló que “un aumento porcentual no hace otra cosa que seguir agrandando la brecha entre el que más gana y el que menos gana”.

También de 300 pesos al básico sería el piso de la negociación establecido por el Sindicato de Municipales.

Desde ambas entidades gremiales señalaron que por fuera del eje salarial, aprovecharán el diálogo abierto con el Departamento Ejecutivo para demandar mejoras en las condiciones de trabajo.

Entre estos ítems adicionales, el Sindicato de Municipales pedirá la reincorporación de dos empleados del Concejo Deliberante cuyos contratos no fueron renovados, y otro caso similar de un trabajador del área de Salud. A su vez, ATE pedirá recategorizaciones y el pase a planta permanente de algunos de sus representados.

Comentá la nota