Sueldo inicial de choferes se iría a $ 4.300

El acuerdo nacional sería antes de que termine el mes, por lo que debería impactar en los sueldos que los choferes cordobeses deben cobrar en los primeros días de octubre. Si no hay aumento de tarifa, el servicio podría entrar en virtual colapso.
La paritaria nacional del gremio de los choferes del transporte urbano está casi cerrada. Los gremialistas juegan sus últimos intentos por un 21% de ajuste, pero ya está prácticamente acordado un 20 por ciento. Observado el tironeo desde Córdoba, esa mínima disputa es irrelevante. Aún con un 20 por ciento, el incremento a los trabajadores de la UTA local sería tan significativo como colocar el sueldo inicial del chofer en la friolera de 4.300 pesos.

Dicho en palabras claras: con estos sueldos y sin ajuste del precio del boleto, el sistema sencillamente se hundiría. En la actualidad ya es insostenible pagar un sueldo inicial de 3.500 pesos por mes, como que las empresas privadas hablan de un retraso que para corregirlo debería colocarse la tarifa en 2,40 pesos el viaje, mientras que el estudio de costos municipal lo sitúa en 2,25.

Existe otro costado dramático en esta información: la paritaria nacional se cerrará antes de que termine setiembre, por lo que en Córdoba el mes en curso ya deberá tener impactado el incremento dada la existencia de un mecanismo de enganche.

¿Qué pasará? El Concejo Deliberante, que ya se ha mostrado refractario a un nuevo aumento antes de estos nuevos acontecimientos, probablemente debería aceptar una tarifa incluso superior a los 2 pesos que propone el intendente Daniel Giacomino. Pero esto es casi una quimera, dado que entre giacoministas y vicentistas apenas hay 9 de los 16 votos necesarios, descontando el rechazo de plano de los ocho juecistas.

En consecuencia, no es sobre dramatizar decir que el futuro próximo del servicio está en manos de los bloques de la oposición: radicales, peronistas y olguistas.

Es muy probable que buena parte de los concejales sean lo que la Unesco define como "analfabetos funcionales", porque saben leer y escribir pero ni escriben y tampoco leen. Pero por si les da un ataque de responsabilidad, repasemos algunas cifras.

• En la actualidad, con un sueldo inicial de 3.500 pesos y uno promedio de 4.900 pesos (cargas sociales incluidas), toda la recaudación por venta de pasajes (17 millones de boletos al mes), va para sueldos y tampoco alcanza, y las prestatarias embolsan lo que proviene en subsidios de la Nación y el municipio para los gastos restantes.

• Si, como todo indica, la paritaria nacional cierra en un 20 por ciento, en Córdoba ese porcentaje pasaría al básico, a lo que se sumaría la multitud de bonificaciones de convenio que tiene la UTA local. El resultado sería 4.300 pesos de sueldo inicial, suponiendo un gesto contemporizador que no se traslade totalmente el ajuste a los adicionales.

• Sin embargo, el sueldo promedio real que comenzarían a cobrar los choferes cordobeses igualmente alcanzaría cifras absurdas para una actividad de baja calificación y un servicio de mala calidad. Si la edad promedio del sistema es de 16 años y por cada uno de ellos, la bonificación por antigüedad es de 2,5 por ciento, el sueldo promedio real será de... 6.020 pesos. Una locura.

• Los cálculos para el sistema es que un reajuste de estas características significarían 2,3 millones de pesos por mes, o 30 millones al año, si se calculan doce sueldos y un aguinaldo.

Comentá la nota