El sueldo de los funcionarios: un debate necesario

Por Fernando Gonzalez

La polémica en torno a los sueldos de los funcionarios es una cuestión que los gobiernos democráticos no han podido resolver desde 1983. Fue Domingo Cavallo el que hizo estallar la bomba cuando decidió blanquear el sobresueldo que todos sus colegas de gabinete cobraban incluyéndolo en su declaración jurada y abriendo un debate que hasta ese momento había sido tabú con una frase de su cuño que haría historia: "Yo no puedo vivir con menos de 10.000 dólares".

Por no poder justifcar sus sobresueldos fue presa María Julia Alsogaray y la Justicia sigue teniendo causas abiertas. Y a comienzos de esta década Adolfo Rodríguez Saá les puso un techo de 3000 pesos a los salarios de sus ministros, instalando una ficción porque ninguno de ellos vivía con esa cifra.

Ahora es Cristina Kirchner la que provoca la sospecha sobre sus ingresos al demorar la información sobre su salario, y luego dar a conocer a las apuradas un recibo de sueldo que revela que al menos se auto-otorgó un aumento cuatro veces mayor que la inflación trucha del Indec.

Ya se sabe que los Kirchner se han visto en problemas para justificar en su declaración jurada el crecimiento inusitado de su fortuna personal que ha trepado un 572% desde el día en que llegaron a la Casa Rosada.

Comentá la nota