Sueldo bajos en Berazategui: Representantes del gremio municipal se reunirán el próximo miércoles con Mussi 12

Por presión de las bases, el Sindicato de Municipales de Berazategui está obligado a reclamar un aumento. Los trabajadores quieren un 50 por ciento “para actualizar el sueldo que está muy atrasado”. Un municipal de 40 horas gana 990 pesos, un salario de pobre según el INDEC.
Se confirmó que el próximo miércoles, el intendente Juan Mussi recibirá a una comitiva del gremio de municipales que conduce Noemí Giménez.

Pese al alineamiento político de Giménez con el intendente, las bases laborales municipales comienzan a inquietarse y reclaman salarios un poco más acordes con el costo de vida.

Por caso, un trabajador municipal de 40 horas gana en Berazategui, 990 pesos de básico, mientras que INDEC dice que para no caer debajo de la línea de la pobreza hacen falta ganar al menos $ 991. Es decir, oficialmente se pagan –como básicos- salarios de pobreza.

Con todo, los $ 991 que pone como parámetro el INDEC para no ser pobre, están en dudas por varias consultoras privadas, lo que implicaría que la situación para los municipales sería aún más grave.

“Aumentos que no fueron aumentos”

Mussi anunció en enero del año pasado “un aumento” para los municipales, pero lo que en realidad hizo fue actualizar el modo en hacer las cuentas a la hora de las liquidaciones. Por caso, para calcular el valor de una hora hacían las cuentas con el total dividiendo por 30 días, mientras que se tenía que dividir en realidad por 22, para saber el valor de cada hora, según la ley de contrato de trabajo. Eso se corrigió y “lo vendieron como un aumento”, comentó a este portal un trabajador.

Otra de las controversias surge cuando en marzo de 2008, “Mussi pasó al básico los 100 pesos del ticket canasta. Eso también lo vendió como otro aumento, pero en realidad a mí en el mercado me rinde lo mismo”, opinó el municipal consultado.

El único aumento real que existió fue de un 13 por ciento: 130 pesos, pero que son en negro y por lo tanto no remunerativos.

Habrá que ver cuál es el equilibrio que pretende hacer Giménez, ya que en la reunión del miércoles no debería irse con las manos vacías, según las bases.

Con la excusa de que se actualizarían los sueldos, las tasas municipales fueron aumentando pero no fue así. En el 2008 subieron del 40 al 60 por ciento, mientras que en este 2009, el año arrancó con otro 26 por ciento de incremento en la boleta de ABL y Servicios Sanitarios.

Entre los argumentos para el incremento de tasas, Mussi dijo que se vendría un aumento para los municipales. Ellos todavía siguen esperando.

Comentá la nota