El subtesorero Walter Caraballo llega a juicio oral y público

Hoy a las 09:30 dará comienzo el juicio oral y público contra el ex subtesorero del Banco Tierra del Fuego, Walter Caraballo, acusado del delito de administración fraudulenta agravada por ser en perjuicio de la administración pública.
El Tribunal de Juicio Oral dará inicio a las audiencias en las que el fiscal, Mayor Guillermo Quadrini, comenzará con la lectura de la acusación formal, siendo representado Caraballo por el defensor oficial Jorge Jofré, mientras el BTF se presenta como querellante a través de los abogados Castro y Seoane.

El ex Subtesorero está acusado de la sustracción de más de 800 mil pesos del anexo Chacra del BTF, lo cual se detectó a principios de agosto del año pasado, cuando se llevó a cabo una auditoría sorpresa que dejó al descubierto el faltante del tesoro de la entidad que estaba a cargo del imputado.

La responsabilidad de Caraballo quedó inmediatamente probada a partir de que el Subtesorero tenía una clave personal que utilizó para la extracción del dinero, lo que con el correr del tiempo se probó que era un actuar reiterado ante cada fin de semana largo y que, pasado el mismo, solía ser repuesto.

En esta oportunidad, y según surgió del descargo de Caraballo, el dinero fue entregado a una gestora identificada como Norma García, quien ya se encontraba fuera de la provincia y que en un momento llegó a negociar una entrega que nunca terminó de concretarse.

Caraballo llega en libertad al proceso, luego de pagar una fianza de 60 mil pesos en julio pasado, mientras Norma García continúa prófuga de la ley.

La punta del iceberg

En cuanto al hecho imputable a Caraballo el caso no puede resultar menos ambiguo y su situación se presenta sumamente complicada. Más allá de esto la investigación se estancó en la figura de esta persona y nunca profundizó en relación al manejo que se hacía del dinero extraído, con el cual presuntamente se realizaban mesas de dinero en la que se adquirían y vendían letras emitidas en ese entonces por el Gobierno provincial, durante la gestión de Hugo Cóccaro.

Resulta por demás sugestivo que el dinero faltante se extrajo precisamente de la cuenta bancaria de la firma Constructora Cóccaro Hermanos, sin consentimiento del titular, y que el faltante coincide con la época en que el Gobierno de Fabiana Ríos decidió judicializar y paralizar el pago de esas letras.

Esta vía investigativa nunca se profundizó, quizás a partir de que la causa fue instruida desde el juzgado del Dr. Eduardo López, que a las pocas semanas se vio convulsionado con la aparición del caso Sofía.

Comentá la nota