Subte: tensión en Constitución y Lacroze en el comienzo del paro

Hubo cruces a gritos y forcejeos en ambas estaciones, entre ex delegados que piden sindicato propio y militantes de UTA. Metrovías intenta poner un servicio de emergencia. La medida se extenderá hasta las 5 de mañana.
El paro de subtes arrancó esta mañana con un foco de tensión en la terminal de Constitución, donde quedaron a cara a cara los afiliados de la UTA y los ex delegados que encabezan la medida de fuerza. Hubo discusiones acaloradas, insultos y forcejeos, y hasta se arrojaron encendedores. La Policía formó dos cordones para que no haya enfrentamientos. A pocos metros espera un grupo de la Infantería, para actuar en caso que haya incidentes graves. El panorama es similar en la estación Federico Lacroze, de la línea B.

Los cánticos de un lado y otro son más que provocadores. Los empleados que están a favor del subte los acusan de "patoteros". El grupo que responde a la UTA contesta: "Pan y vino, pan y vino, el que no pago la cuota para que carajo vino".

"En esta estación hay una patota que arroja pirotecnia. La empresa permite que esto suceda. Ninguno de estos métodos va a persuadir a los trabajadores para que sigan peleando por lo que consideramos justo. Si hay agresiones vamos a hacer un paro por tiempo indeterminado", dijo Claudio Dellecarbonara, en Lacroze.

El paro, el quinto en menos de dos meses, regirá desde las 11 hasta mañana a la madrugada y es en reclamo de la creación de un nuevo sindicato, en medio del conflicto gremial que acecha al sector hace varios meses. Según la empresa Metrovías, afectará a 1 millón de personas. Entre las 10 y las 11 de hoy, la empresa permitió el ingreso gratuito a las seis líneas de Subte y Premetro "como forma de agilizar el traslado de los usuarios".

Los referentes del grupo que desconoce la representación gremial de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Beto Pianelli, Ariel Mastandrea, Néstor Segovia y Claudio Dellecarbonara aseguraron que del encuentro de esta semana en el ministerio de Trabajo se fueron "con las manos vacías", frente al pedido de que se otorgue la personería jurídica a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).

Ariel Mastandrea, quien forma parte del grupo de trabajadores que convoca al paro, dijo a Clarín: "A la reunión del ministerio fuimos con mucha expectativa, pero no nos dieron ninguna respuesta y por eso decidimos el paro. Presentamos toda la documentación hace más de un año y el trámite tendría que haber terminado en 90 días. El Ministerio de Trabajo cede a las presiones de la UTA para que no nos den la personería".

Metrovías, por su lado, emitió un comunicado en el que lamentó que "una vez más los usuarios, los propios trabajadores y la Ciudad en su conjunto sean rehenes por la agudización de un conflicto político promovido por este grupo de ex delegados".

Como en los últimos paros, la empresa intentará prestar servicio con un cronograma de emergencia. Esa iniciativa viene fracasando, según Metrovías, porque los que hacen paro impiden que los trenes circulen con personal que no adhiere a la medida de fuerza.

En ese sentido, la empresa hizo "un llamado a la reflexión para que este grupo de ex delegados no le impida a la mayoría de los trabajadores ajenos al conflicto desempeñar sus tareas y a la empresa implementar este servicio mínimo indispensable para la Ciudad".

Comentá la nota