Subte: hubo unánime apoyo a la libertad de agremiación

Subte: hubo unánime apoyo a la libertad de agremiación
El 98,8% de los empleados aprobaron la moción para crear un sindicato fuera de la órbita de la UTA.
Casi de manera unánime, los trabajadores del subte se manifestaron a favor de la democracia sindical, como garantiza la ley de Asociaciones Sindicales y un fallo de la Corte Suprema. El resultado total de las seis líneas arrojó que un 98.8% de los 1.796 empleados que votaron decidieron a favor de la creación de un sindicato nuevo que los represente por fuera de la actual conducción gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

"Es una alegría para nosotros, porque si bien esperábamos un resultado favorable, no pensamos que iba a ser de tal magnitud", expresaron a Críticadigital los coordinadores de la consulta. Además informaron que el viernes brindarán una conferencia de prensa donde adelantarán los pasos a seguir en la conformación de un nuevo sindicato, que se realizará a las 19 en el Congreso de la Nación.

Todos los plebiscitos contaron con la presencia fiscalizadora de una Escribana quien certificó la validez del acto y fueron presenciadas por diferentes personalidad de la política, la cultura, de organizaciones de Derechos Humanos y agrupaciones gremiales.

Los delegados dijeron que la última jornada de la consulta, que se inició hace una semana en medio de golpes de un sector ligado a la UTA, se desarrolló "con normalidad y tranquilidad" en la estación Once de la Línea H.

Los voceros aseguraron que sobre un padrón 180 trabajadores de esa línea votaron 104, de los cuales 101 votó a favor del nuevo organismo y 3 en contra. Esto significa un 97,1 por ciento por el "sí".

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró días atrás que el plebiscito "no tiene chances de prosperar desde el punto de la eficacia jurídica", una declaración que fue celebrada por la conducción de la UTA, que se opone a la fractura del sindicato.

Con el resultado en la mano, los trabajadores se presentarán la próxima semana en el Ministerio de Trabajo para iniciar el trámite que derive, tiempo después, en el otorgamiento de la inscripción gremial.

El sindicato que encabeza el barrionuevista Roberto Fernández anunció que hará "todo lo necesario para evitar" la nueva agremiación liderada por "un pequeño grupo de inadaptados que pretenden ignorar normas y mandatos expresos de la democracia de los trabajadores".

La UTA, además, acusó a los obreros del subte de protagonizar actos de "violencia y provocación" al "no respetar la ley sindical". Sin embargo, un grupo de militantes identificados con el oficialismo gremial irrumpió en el comienzo de la consulta popular con palos y agredieron a los votantes, un incidente que derivó en la paralización del servicio durante más de cuatro horas.

La negativa del gobierno y de la UTA aparecen como complicaciones para el objetivo de los empleados del subte, que decidieron impulsar la consulta popular luego de que la conducción nacional del sindicato intentara la desafiliación forzosa de 21 delegados y que Trabajo denegó.

Además, la disputa con el sindicato conducido por Fernández tuvo otro capítulo fuerte cuando el Cuerpo de Delegados de base declaró como fraudulentas las pasadas elecciones internas al considerar que sólo votó el 7 por ciento, contra un 47 declarado por la UTA.

Comentá la nota