El subte está totalmente interrumpido y amenazan con extender el paro

Metrovías no logró prestar un servicio de emergencia y están paradas las seis líneas y el Premetro. Durante la mañana hubo momentos de tensión en las cabeceras. Los delegados no descartan continuar mañana con la medida.
En una improvisada conferencia de prensa, el delegado Néstor Segovia informó esta mañana que la empresa Metrovías le envió un telegrama acusándolo de ser el instigador del paro. Ante esto, advirtió que la medida de fuerza, que se cumple desde temprano en las seis líneas y el Premetro, podría extenderse más allá de hoy. En distintas estaciones, los trabajadores se arrojaron las vías para impedir que circulen los trenes.

"La empresa me acaba de mandar un mensaje de sanción. En vez de buscar la paz social, sigo teniendo presiones. No necesito las felicitaciones de la empresa, yo defiendo a los trabajadores del subte. Voy a morir con los trabajadores. Nosotros no vamos a aflojar, señora presidenta los trabajadores no traicionan. Acá se están robando la plata", dijo Segovia. Y agregó: "Esto se destraba en cinco minutos señor Tomada, firme como corresponde".

Antes, habló ante los medios Humberto Cisneros, quien se presentó como jefe de seguridad del ferrocarril San Martín y denunció que durante su gestión se hacía espionaje de los delegados del subte. "Descubrí un ilícito, facturas truchas, empecé a hacer las denuncias y me tuve que ir de la empresa. Segovia era uno de los molestos y combativos de la empresa. En el 2008, otro empleado se tuvo que ir porque descubrió que había un espionaje contra Néstor Segovia y los delegados gremiales. Colocaban cámaras ocultas e intervenían los teléfonos internos", detalló.

La medida de fuerza se inició a las 5 y según el delegado de la línea C, Néstor Segovia, "hay un acatamiento del 100%". Metrovías denunció hoy que un grupo de personas se arrojó a las vías en la estación Plaza Miserere y que otro atacó una formación en la estación Carlos Pellegrini, lo que generó la interrupción de las líneas A y B en el marco del servicio de emergencia dispuesto por el paro.

"Esperamos que esta situación no se extienda. Por culpa de este grupo más de 1.500.000 personas se quedaron sin transporte. Segovia recibió una notificación sobre la resolución del Gobierno Nacional. Nosotros notificamos a 1.000 personas para que se presenten a trabajar. Necesitamos que nuestra gente no reaccione a las provocaciones", dijo Lucila Maldonado, vocera de Metrovías.

A través de un comunicado, la empresa concesionaria del servicio de subterráneos informó que la "línea A prestó servicio entre las estaciones Loria y Av. de Mayo" y que "a las 5.20 (un grupo de personas) se arrojaron a las vías en la estación Plaza Miserere". En tanto, la línea B "prestó servicio entre las estaciones Gallardo y la cabecera Alem" hasta que "un grupo de personas vandalizaron una formación en la estación Carlos Pellegrini".

Según la información dada a conocer por la compañía, la línea C se prestó con "servicio limitado entre Avenida de Mayo y Retiro", la D con "servicio limitado entre Catedral y José Hernández", la E con "servicio limitado entre Bolívar y Av. La Plata", mientras que la H tuvo su "servicio interrumpido en la estación Inclan". Además, la empresa lamentó "los inconvenientes que se generan por esta medida de fuerza".

Tensión en la estación Federico Lacroze de la línea B

La jornada de paro comenzó esta mañana con momentos de tensión en la estación Federico Lacroze de la línea B, cuando decenas de trabajadores que se presentaron a prestar servicio encontraron que los accesos permanecían cerrados y con custodia policial. La situación derivó en discusiones y forcejeos entre trabajadores y agentes policiales que en algunos accesos estaban reforzados por personal de seguridad de la empresa.

El momento de mayor tensión se vivió cuando alrededor de 100 trabajadores irrumpieron por uno de los accesos desbordando la contención policial. Al grito de "Unidad de los trabadores y al que no le gusta se jode, se jode", bajaron al sector de boletería, de la estación en sentido de Alem. En esas discusiones intervinieron trabajadores que estaban de vigilia y el propio delegado de la línea, Claudio Dellacarbonara.

Viajaron gratis en los trenes

Manifestantes del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), que lidera Raúl Castells, bloquearon esta mañana las boleterías en la estación de trenes de Constitución, en solidaridad con el reclamo de los trabajadores del subte.

"Estamos acá en apoyo a los trabajadores del subte, que cada vez que hacen una medida de fuerza les mandan patotas para agredirlos", dijo el dirigente piquetero. Además, repudió la agresión que sufrió la familia del delegado Néstor Segovia el viernes pasado.

Comentá la nota