Los subsidios representan el mayor gasto mensual

El secretario administrativo de la Cámara de Diputados, Marcelo Altamirano, confirmó ayer que, a pesar de la crisis y de la merma general de recursos que hubo durante este año, los subsidios y gastos de bloque que cada legislador tiene no sufrieron recortes. Por estos dos conceptos, los diputados manejan discrecionalmente 7.000 pesos por mes, además de su dieta de 8.000 pesos.
También reconoció que esas erogaciones se llevan el grueso del presupuesto destinado a gastos corrientes de la Cámara.

Por Radio Ancasti, el funcionario legislativo explicó que por un decreto de abril pasado se implementaron distintas medidas de restricción del gasto, aunque sin tocar los privilegios de los legisladores.

En lo que sí hubo recortes fue en las ayudas otorgadas directamente por la Cámara, a través de la presidencia. En este marco, se suspendieron becas escolares, premios estímulos y otros subsidios generales.

Altamirano dijo que "nunca estuvieron suspendidos" los pagos que, según la reglamentación, son para transferir a terceros, y que en cambio hubo un "atraso" por la coyuntura económica. Es por eso que apenas mejoraron los ingresos de la Cámara, los diputados comenzaron a percibir los conceptos en forma normal.

También afirmó que el área administrativa "no tiene ninguna injerencia" en la manera en que se otorgan los subsidios.

Comentá la nota