El 74% de los subsidios fue para Capital y Gran Buenos Aires en 2008

• LAS TRANSFERENCIAS A SECTORES PRODUCTIVOS (TRANSPORTE Y ENERGÍA PRINCIPALMENTE) FUERON DE $ 16.355 MILLONES
El 73,53% de las transferencias realizadas por el Ministerio de Planificación a los sectores productivos, especialmente de energía y transporte, se destina a Capital Federal, Gran Buenos Aires, La Plata y Gran la Plata. El dato que surge de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), coincide con la versión de un nuevo aumento en las subvenciones al transporte para cubrir un aumento de salarios del 21% en los ferrocarriles metropolitanos, subterráneos y líneas de colectivos.

Según IARAF, las transferencias realizadas por el Ministerio de Planificación en 2008 sumaron $ 22.242 millones, de los cuales $ 16.355 millones se dirigieron a la denominada área metropolitana Buenos Aires, que el estudio llama CABA. En términos per cápita, las jurisdicciones que mayor cantidad de fondos reciben son los de esa zona con alrededor de $ 5.375 anuales y Santa Cruz con $ 1.570.

El informe indica que si a las transferencias de Planificación se les suman los fondos por coparticipación, surge que las áreas que más recursos per cápita perciben son: Tierra del Fuego ($ 7.236), Santa Cruz ($ 6.605) y CABA ($ 5.815). Por el contrario, las que menos dinero reciben son el resto de Buenos Aires ($ 1.003), Mendoza ($ 1.740), Córdoba ($ 1.841) y Santa Fe ($ 1.969).

El estudio también revela que en el total de transferencias corrientes que realiza el Estado nacional, los rubros que experimentan el mayor aumento entre 2006 y 2008 son el que corresponde a empresas privadas, con 488% y el que agrupa a empresas públicas, fondos fiduciarios y otros entes con 439%.

Según IARAF, las subvenciones a empresas privadas ascendieron de tal manera entre 2006 y 2008, que en este último año llegaron a representar más del 10% del gasto primario, neto de coparticipación, con $ 18.381 millones. Los subsidios a empresas públicas, fondos fiduciarios y otros entes, en tanto, equivalen al 4% del gasto primario, con $ 6.792 millones.

Si la comparación se realiza sobre el total de transferencias corrientes de la Administración nacional, se advierte que en 2006, las correspondientes a empresas públicas y privadas equivalían al 17%, mientras en 2008 éstas se habían elevado al 43% en detrimento de los montos transferidos a otros rubros, como asignaciones familiares, PAMI, universidades y provincias, y municipios.

De esta forma, el estudio deja en evidencia dos hechos: el incremento de los subsidios a los sectores económicos y la dispar distribución de aquéllos entre las jurisdicciones provinciales.

Según IARAF, «el Gobierno se encuentra frente a un dilema de difícil resolución; en materia fiscal escasean los recursos para continuar sosteniendo el actual esquema, y, por otro lado, en materia social no es el momento adecuado para eliminar el mecanismo de subsidios de manera repentina», lo que quedó claro con la polémica suscitada por las fuertes subas de hasta el 400% en gas y electricidad que debieron suspenderse transitoriamente.

La entidad concluyó que «el camino seguramente terminará siendo la eliminación gradual de los subsidios, lo que abre la posibilidad de atenuar las importantes disparidades regionales que se observan en el país».

Comentá la nota