Subsidios: es inminente la reunión Jorge - Torroba

El intendente le planteará al gobierno las dificultades de Santa Rosa para otorgar el aumento salarial del 6 por ciento y le pedirá que sea más equitativo el reparto de fondos oficiales a las comunas.
El gobernador Oscar Mario Jorge recibiría hoy o mañana al intendente Francisco Torroba para hablar de lo que la municipalidad considera una discriminación del gobierno provincial, hacia Santa Rosa, en el reparto de los fondos extracoparticipables y subsidios que otorgan el Poder Ejecutivo Provincial y la Secretaría de Asuntos Municipales.

Ayer a la tarde hubo un contacto telefónico desde la Casa de Gobierno para informar sobre el encuentro, aunque recién hoy a primera hora se conocerá el día y la hora. De esta manera Jorge concretó rápidamente lo que había dicho el martes acerca de que "voy a tratar de hablar" con Torroba y con el intendente de General Pico, (Jorge) Tebes.

El propio Torroba contó anoche que "me llamó (el secretario general de la Gobernación, Raúl) Ortiz y, me prometió que mañana (por hoy) volverá a comunicarse para decirme cuándo es la reunión. Supongo que será mañana o más tardar el viernes. Yo le expliqué que tengo que darle una respuesta definitiva a los gremios". Ortiz no confirmó que el cónclave para hoy, pero dijo que "no se necesita de formalidades. Basta un llamado telefónico porque están a cinco cuadras de distancia".

Jorge, cuando fue consultado el martes, negó que exista discriminación, recordó que Santa Rosa no le está pagando el agua a la sociedad con mayoría estatal Aguas del Colorado y remarcó que "en el último cuatrimestre recibió un 19 por ciento más de coparticipación, mientras que la Provincia recibió lo mismo que el año pasado y no está pidiendo ayuda". No obstante, aceptó que puede llegar una ayuda adicional a las arcas locales.

El municipio santarroseño distribuyó el lunes un detallado informe sobre como se repartieron 107 millones de pesos, que salieron del Ejecutivo y de Asuntos Municipales, entre diciembre de 2007 y abril de 2009. Esos números mostraron que mientras General Pico recibió 11,3 millones de pesos, a Santa Rosa le llegaron apenas 5,1 millones. También que la capital es la municipalidad que menos dinero recibe por habitante (54 pesos), cuando, por ejemplo, General Pico percibe 213. Otra conclusión fue que las comunas gobernadas por el justicialismo embolsaron, en promedio, 523 pesos por habitante y las que gobierna el Frepam, 184.

Por lo que trascendió, Torroba le planteará a Jorge este tema -reclamaría, al menos, que sea equitativo con relación a General Pico-, pero además insistiría con un aporte para poder pagar el aumento salarial del 6 por ciento que anunció el gobierno para la administración pública provincial. "Pretendemos que la distribución por cápita sea más pareja", indicó una alta fuente del municipio.

El intendente estuvo reunido ayer a la mañana con tres de los cuatro gremios que agrupan a los empleados municipales (UPCN Provincia, Sindicato de Obreros y Empleados Municipales y Sipos -Obras Sanitarias-) y les dijo que había liquidado los salarios de mayo sin el 6 por ciento, aunque por la noche -a través del viceintendente Guillermo Di Liscia- les informó sobre el contacto con Ortiz. A ese cónclave nocturno, además de Di Liscia y los gremios, concurrieron cinco ediles del Frepam (estuvieron ausentes Leandro Altolaguirre y Gastón Massari Copes) y tres del PJ (no asistieron Oscar Vignatti y Sulma Valenzuela).

El viceintendente calificó el encuentro como "muy bueno", reconoció la preocupación sindical por las dificultades para otorgar el incremento salarial y dijo que se habló de evaluar la situación económica-financiera no a corto plazo, sino hasta fin de año.

A su vez, el secretario general del SOEM, Gustavo Montiel, contó que hubo discrepancias entre los concejales de ambos bloques porque "mientras los del Frepam afirmaron que no se puede pagar el aumento, los justicialistas dijeron que sí, aunque admitieron que solamente tienen los números del municipio hasta febrero". Y agregó que hoy a la mañana habrá otro encuentro para que todas las partes accedan al estado actual de las cuentas comunales.

¿Estrategia única?

Paralelamente a las gestiones para ser recibido por Jorge, Torroba mantuvo el martes a la noche un contacto con los ediles del Frepam y del PJ para informarles sobre la situación económica y financiera que atraviesa el municipio, y explicarles las dificultades existentes para otorgar el incremento salarial al personal. De acuerdo a lo informado por la municipalidad, el jefe comunal expuso "claramente cómo es la distribución de fondos provinciales a los municipios y en qué situación se encuentra Santa Rosa respecto a otras comunas".

"Los concejales se comprometieron a analizar la situación y a evaluar la posibilidad de solicitar una audiencia con el gobernador. Además, dijeron que es necesario sumar a los gremios" en esa iniciativa, agregó la versión oficial.

La presidenta del bloque del Frepam, Cristina Requejo, contó que "yo tiré la idea" de fijar una estrategia única frente a las autoridades provinciales "y algunos concejales justicialistas se engancharon. En realidad todos los concejales pensamos lo mismo". En la reunión estuvieron, además de Requejo, los oficialistas Marcos Cuelle y Sara Alonso y los opositores Valenzuela, Silvia Pérez Roldán y Eduardo Molteni. A ellos se sumó Di Liscia.

"Lo que hablamos fue que, como concejales que ya renunciamos al aumento anterior del 4 por ciento, tenemos la autoridad moral como para decirle al gobernador que no discrimine a la ciudad. Porque, la verdad, la forma de repartir es alevosa", agregó. Requejo reveló que desde el PJ "pidieron un detalle más fino de los números" y que para ello concurrirá al Concejo, en los próximos días, el secretario de Hacienda, Luis Evangelista.

En cambio, la peronista Pérez Roldán, al ser consultada por este diario, relativizó que haya tal consenso con el oficialismo para promover un reclamo conjunto.

Tebes no quiere polemizar con Torroba

(General Pico) - El intendente de General Pico cree que cada comuna tiene "su propia particularidad" y que para analizar la política del gobierno provincial hacia los municipios debe atenderse un "conjunto de cuestiones".

El intendente Jorge Tebes evitó entrar en la polémica planteada por su par santarroseño, Francisco Torroba, sobre la distribución de los aportes no reintegrables que el gobierno provincial envía como auxilio financiero a las municipalidades pampeanas. Tebes dijo que está compenetrado con su gestión y que no realizaría comparaciones ni análisis sobre las demás comunas de la provincia. "Es algo que no corresponde y cada municipio tiene sus propias particularidades", aseguró.

A través de un informe elaborado por sus colaboradores, Torroba comparó el monto de los subsidios recibidos por General Pico durante la gestión del gobernador Oscar Mario Jorge, cuyos montos resultan sensiblemente superiores a los que recibió en el mismo período la ciudad capital. Además, el estudio indicaba que la suma de dinero que se manda a las comunas justicialistas es siempre superior a la que reciben los intendentes de la oposición.

"Evaluar varias cuestiones".

"Hay que realizar una evaluación en conjunto sobre lo que reciben los municipios, no sólo sumar los aportes no reintegrables. También hay otras cuestiones, como la adjudicación de las obras públicas o la ayuda para determinados programas sociales. El planteo que hizo Torroba es parcial", argumentó una fuente del municipio piquense.

De acuerdo al análisis esbozado por esta fuente, en la ayuda a la ayuda a las comunas influyen "la situación geográfica, la cantidad de habitantes, el nivel de ingreso de sus pobladores y una serie de variables que deben ponderarse cuando se envían los aportes". "Hay municipios pampeanos que tienen una situación muy desfavorable, porque la cuestión de la sequía los afectó más y allí el Estado provincial debe tener un fuerte apoyo para garantizar la vida comunitaria y mantener la calidad de vida de sus habitantes", agregó.

Al evaluar el planteo económico efectuado por el titular del municipio santarroseño, las fuentes comunales piquenses también dejaron entrever que se esconde otro motivo de índole política: la dificultad para hacer efectivo el pago del 6 por ciento de aumento en los salarios de los trabajadores municipales, que los sindicalistas santarroseños le exigen a Torroba.

La fuente allegada al municipio piquense precisó que las quejas del alcalde santarroseño fueron realizadas en "soledad" y que en muchas reuniones de intendentes que pertenecen a distintos partidos políticos no se habían escuchado reclamos sobre una "diferenciación partidaria" en la distribución de los recursos que maneja el gobierno provincial.

Además, ayer trascendió que la liquidación de los sueldos de los empleados de la municipalidad de General Pico no incluirá el incremento del 6 por ciento, que sería abonado en los primeros días del mes de junio, de acuerdo a la modalidad adoptada por la actual administración cada vez que debe afrontar los aumentos salariales.

Comentá la nota