Los subsidios no acarrearon más ventas

Distintos comerciantes del microcentro correntino dialogaron con EL LIBERTADOR e informaron que hasta el momento los beneficios sociales que inyectaron gran cantidad de efectivo en la provincia no repercutieron en las compras. Coincidieron que "la gente está expectante por la situación política, y esperará un tiempo más para gastar".
A una semana y media de iniciarse el cobro de las Asignaciones Familiares y el cobro masivo de distintos beneficios sociales, no existió un repunte considerable en las ventas en ningún rubro. Inclusive comerciantes no llegan a cubrir sus expectativas.

En el final del 2009, un año de consecutivas caídas mensuales en ventas, los comerciantes apuestan a las próximas dos semanas para recuperar la inversión en las fiestas de fin de año.

Sin embargo son conscientes que los consumidores no se volcarán masivamente como sucedía años anteriores, y afirman que repercute sobre el ánimo de compra el traspaso político que experimentará el viernes toda la provincia.

Comerciantes locales consultados por EL LIBERTADOR esperan que para las próximas semanas se incrementen las ventas, porque lo que tenían previsto vender para estas primeras semanas del mes no alcanzó los niveles esperados.

Si diciembre alcanza niveles de ventas cercanos al de años anteriores podría convertirse en el mejor mes de este año. Sin embargo a una semana de iniciado, diciembre presenta casi los mismos que los de meses anteriores.

Así llega diciembre transformándose en la apuesta más fuerte del sector mercantil, esperando la inyección que traería el pago de sueldos, aguinaldos, y las nuevas asignaciones universales por hijo.

A pesar de lo esperado, estas asignaciones que comenzaron a cobrarse el primero de diciembre no repercutieron en las ventas. "Prácticamente no hubo mejoras", coincidieron comerciantes de distintos rubros consultados por EL LIBERTADOR.

Apicc por su parte días atrás indicó: "Siempre se esperan mejorar las ventas en diciembre, por las fiestas y la inyección de una mayor masa de dinero al circuito local; pero no vemos que será un 'boom' de compras, por las condiciones económicas de los consumidores".

Sostienen además los comerciantes que las compras no se están concretando ni siquiera con la posibilidad de vender en doce pagos.

"El bolsillo de la gente está cada vez más flaco por efecto de la inflación y el incremento en los servicios públicos", señaló Collantes, desde Apicc.

"Creemos que este diciembre será como el del 2003, cuando en el país se empezó a salir de la crisis económica, y por eso no vemos un boom de compras para las fiestas. Por lo menos no en los niveles de hace dos o tres años", acotó.

Comentá la nota