“Un subsidio que toque el PE nos tendrá aquí protestando”

“Un subsidio que toque el PE nos tendrá aquí protestando”
El gobernador señaló que los principales referentes de Libres del Sur son buena gente. Masso se alejó del Gobierno y prepara su candidatura para octubre. Indicó que las diferencias con el Ejecutivo comenzaron en 2008, con el pliego de Sassi Colombres
“Un beneficio (subsidio) o un kilo de azúcar de alguno de nuestros compañeros que nos toque el Gobierno y nos tendrán aquí protestando”, arengó a la centena de manifestantes desde una tarima de madera montada sobre las escalinatas de la Casa de Gobierno. La particularidad es que quien hablaba bajo el caliente sol del mediodía tucumano no era un dirigente cualquiera, sino alguien que hasta diez minutos antes había sido miembro del gabinete alperovichista.

Ayer, el ex secretario de Atención de Urgencias Sociales y Emergencias Climáticas y líder del movimiento piquetero Libres del Sur, Federico Masso, improvisó un acto tras formalizar su renuncia como funcionario. Es más, no sólo llevó adelante la marcha y el discurso, sino que también se encargó de que sus colaboradores anunciaran en los pasillos de la sede del Ejecutivo su candidatura para las elecciones legislativas de octubre (ver“No vamos a ....”).

Vuelta de Montaldo

El piquetero tomó la decisión cuando trascendió que la electa legisladora Susana Montaldo volvería a la provincia para asumir su banca (ocupada por el otro dirigente de Libres del Sur, Héctor “ Indio” Romano) luego de dimitir como subsecretaria de Calidad Educativa en el Ministerio de Educación de la Nación. Pese de que Montaldo aseguró a LA GACETA que volvía por cuestiones familiares, los políticos entendieron que el desplazamiento de Romano obedecía a una decisión política del gobierno provincial como consecuencia del divorcio entre el kirchnerismo y el movimiento piquetero en el ámbito nacional.

A las 11.20, Masso llegó a la puerta principal del Palacio gubernamental, acompañado por Romano y por unos 150 militantes que lo esperaron en la vereda sobre la calle 25 de Mayo. Luego, recorrió las escaleras alfombradas y se dirigió hasta la Secretaría General de la Gobernación, en donde Ramiro González Navarro recibió su dimisión.

Cauto

A la salida del despacho, realizó declaraciones medidas y cautas en las que aseveró que el hecho de renunciar no convertía al Movimiento en opositor. También reconoció que la inacción del Gobierno con respecto al incremento en el servicio de electricidad fue la grieta que rompió la relación. “Comenzamos a tener diferencias el año pasado. Primero, por la política de Derechos Humanos, cuando el legislador Romano no acompañó el pliego (de Francisco Sassi Columbres) y después, durante el conflicto con el campo cuando teníamos que defender las retenciones”, especificó para luego resaltar que las diferencias políticas resultaron insalvables.

Sin embargo, una vez en la calle y ya como ex funcionario, dirigió un encendido discurso a sus partidarios. “Nuestra renuncia le deja un mensaje alentador a la sociedad: que todavía quedan dirigentes que no resignan la dignidad de los que menos tienen por calentar un sillón en la Casa de Gobierno. No vamos a abandonar la lucha”, gritó.

Alperovich

En tanto, el gobernador, José Alperovich, anunció que por el momento, quien reemplazará a Masso será la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Graciela Sare. Indicó que se tomará el viaje a Miami, Estados Unidos, para definir quién se hará cargo definitivamente de la secretaría de Estado.

Tuvo palabras de elogio para Masso y para Romano. “Lo importante es que durante cinco años, tanto Masso como Romano fueron muchachos que acompañaron mucho (a la gestión), es buena gente”, apuntó. “Ellos quisieron renunciar”, dijo al contestar la consulta sobre si él le había reclamado el alejamiento al funcionario.

Comentá la nota