Subirán el porcentaje de elaboración de mosto

Así lo anticipó ayer el secretario de Agricultura, Marcelo Alós. El año pasado el porcentaje obligatorio fue del 30%.

No habrán precisiones hasta que el INV haga el primer pronóstico de cosecha.

Pero los gobiernos de San Juan y Mendoza ya hablan de que esta temporada el porcentaje de uva que obligatoriamente debe destinarse a elaboración de mosto será superior al del 2009. Así lo anticipó ayer el secretario de Agricultura, Marcelo Alós. El año pasado el porcentaje obligatorio fue del 30%.

El funcionario agregó que en la cosecha 2010 se implementarán medidas más estrictas respecto a ese sector para evitar que la industria del mosto quede desabastecida de uvas para la próxima elaboración.

Eso es porque el mosto es el único de los productos vitivinícolas que no tiene buenas perspectivas de precios para la próxima vendimia. Hoy un litro de vino blanco escurrido está a $1,10 o $1,20 mientras que el litro de mosto cotiza a $1, cuando normalmente solían costar lo mismo. Es por ésto que existe el temor de las autoridades de que en la próxima cosecha el viñatero opte por vender sus uvas a las bodegas -que pagarán más porque el vino está más caro-, que a las elaboradoras de mosto. Eso hará que no haya stock de mosto sulfitado suficiente como para que los exportadores de concentrado de mosto puedan abastecer a los mercados del exterior. "Sería un error perder los mercados internacionales", señalan los especialistas vitivinícolas.

Por eso ayer, después de los anuncios de la batería de créditos para el sector, el ministro de Producción Raúl Benítez y el secretario de Agricultura, Marcelo Alós, se reunieron con las autoridades del Fondo de Transformación de Mendoza, encabezadas por su director José Luis Alvarez y el presidente de la Cámara del Mosto, Juan Angel Rodríguez, para hablar del problema del sector.

Endurecimiento

"Hoy se hablaron de algunos porcentajes para la región, no conviene dar cifras hasta conocer el pronóstico de la cantidad de uva que se va a cosechar. Pero lo que sí sabemos es que será más alto que el año pasado. También se van a incrementar las multas y además, la obligatoriedad será aplicada por establecimiento, no en forma general sobre cada provincia", explicó. Esto significa que se controlará que cada bodega, en lugar de la provincia en conjunto, elabore el porcentaje que surja del acuerdo regional.

"Los buenos precios que se hablan ahora responden a la situación actual del mercado vitivinícola que no necesariamente será el de los meses de febrero o marzo, de la cosecha. Si todo el mundo hace vino y no mosto, de acuerdo a esas expectativas, perdemos el mercado del mosto y además casi seguro que en junio y julio va a caer mucho el precio del vino por la sobre-producción que habrá", sentenció Alós.

En ese sentido, el funcionario agregó que no cree que el gobierno salga a comprar uvas la próxima cosecha "para tonificar el precio, sino que lo hará para hacer mosto en caso de que a pesar de las multas, nadie lo haga".

Comentá la nota