Subirán hasta un 10% naftas y gasoil

• Es por un ajuste en el valor del petróleo.

• Mejorará recaudación de provincias productoras y de Nación

Los combustibles subirán hasta un 10% en los próximos días. Los ajustes que pueden comenzar hoy mismo o demorarse entre 5 y 7 días son resultado de un aumento en el precio local del petróleo, que rondará entre el 10% y 12%.

A la incidencia del crudo en el precio al público de naftas y gasoil, hay que sumarle que los impuestos crecen en pesos en la misma proporción y representan más de la mitad de los valores en el surtidor, más una leve recomposición en el margen de las refinerías y de las estaciones de servicio.

El aumento en el precio del petróleo local que pasaría de u$s 42 a u$s 46 cierra por el momento una larga disputa entre las petroleras que extraen el producto y las refinerías no integradas que se remonta a noviembre de 2008. En ese momento, con la baja en la cotización internacional del petróleo y derivados, las productoras empezaron a presionar por una recuperación de los precios internos.

Cuando en febrero el valor internacional llegó a rondar u$s 32, fue el momento más ríspido de la puja. Las refinerías prefirieron comprar combustibles en el exterior o producir menos antes que comprar crudo a u$s 42.

Una de las causas de las posiciones de unos y otros son las retenciones a la exportación, la baja en las cotizaciones internacionales y la sobreoferta en el mercado mundial. La exportación de petróleo que es canalizada prácticamente en su totalidad por Pan American Energy se duplicó en metros cúbicos, pero en valores FOB los ingresos en dólares sólo subieron un 17%, en los diez primeros meses de este año.

Por su parte, el negocio de las refinerías se cayó en diciembre de 2007, cuando el Gobierno subió abruptamente las retenciones a la exportación del 5% a más del 40%. Sin los ingresos que obtenían exportando excedentes de combustibles que no se consumen en el mercado local, las refinerías afirmaron que producirían a pérdida aceptando una suba en el valor del petróleo.

Por su parte, las productoras argumentaron que los precios de las naftas fueron ajustándose en los últimos dos años y que las refinerías podían pagar más por el crudo, ya que lo compraron a u$s 42 cuando en el mundo llegó a costar u$s 150.

Variación

Ahora, el contexto tuvo una ligera variación: tras unos meses en que el valor internacional del petróleo se estabilizó entre u$s 70 y u$s 80, y la perspectiva es que se mantenga en esos valores o hasta u$s 85 en el mercado mundial.

Se presume, además, que hay un visto bueno oficial para que suban los combustibles al público. Un hecho es que no sólo harán ajustes las no integradas (Shell, Esso y parcialmente Petrobras), sino también YPF, que procesa su propio petróleo, porque no podría mantener los precios por debajo de las empresas competidoras y ganar más mercado.

Entonces, con el aumento en los combustibles, gana el Estado nacional por la suba en la recaudación del Impuesto a los Combustibles (ITC) y del IVA. También las provincias productoras que venían pidiendo una mejora en el valor del crudo para obtener más fondos por las regalías. También quedan en mejor posición las productoras y en especial YPF por la integración del negocio.

Visto desde otro costado, mejores resultados para YPF permitirían al Gobierno y al grupo local Eskenazi, que tiene el 15% de la compañía y ejerce el gerenciamiento, sortear mejor una eventual embestida de Repsol por vender su parte (el 85% o parte de ella) a bajo precio o a cualquier empresa internacional.

Más difícil es prever que el aumento en el precio del petróleo logre una recuperación significativa en la actividad de las provincias productoras. Las petroleras están, en general, en una etapa de ajuste de costos, al igual que en todo el mundo, y sobre todo en los yacimientos más maduros de la Argentina, donde se requiere más inversión para extraer el mismo volumen.

Comentá la nota