Subirá el valor del gas y las regalías que cobra Salta

El convenio obliga a evitar despidos y a retomar inversiones. La Nación destinará más de 600 millones de dólares.
La formalización del aumento del valor del gas en boca de pozo tendrá impacto directo en las cuentas provinciales porque las regalías que cobra el Gobierno por la producción del hidrocarburo se incrementarán un 30%. El acuerdo que anoche firmó Salta con la Nación establece el nuevo escenario, en el que las empresas deberán retomar inversiones y evitar despidos. Todo, sin alterar el esquema actual tarifario.

El "Acta acuerdo de cumplimiento de inversiones, recupero de la actividad y garantía social" empezó a tomar forma en junio cuando Neuquén pidió ayuda para hacer frente a la ola de despidos y suspensiones en el sector, crisis que amenazaba con extenderse a toda la cuenca patagónica. Anoche los beneficios se extendieron a Salta, Santa Cruz, Chubut, Tierra del Fuego, Río Negro, La Pampa y Mendoza. En Casa de Gobierno firmaron los papeles los gobernadores de esas provincias y la presidenta Cristina Fernández.

Esta actualización formalizada anoche no se acerca a lo que el país paga a Bolivia y Venezuela por la importación de gas.

Si bien la situación aquí no es tan complicada, la inyección de recursos servirá para actualizar inversiones e intensificar las actividades de producción y exploración por parte de Pluspetrol, Tecpetrol, Panamerican Energy, Gran Tierra Energy y petrolera San José.

En términos generales el convenio prevé una inversión del gobierno nacional de más de 600 millones de dólares anuales, esquema que permitirá aumentar el valor del gas en boca de pozo de 1,40 a 2,40 dólares el millón de BTU (unidad de medición). De todas formas este aumento no se acerca a los valores que la Argentina paga a Bolivia (7 dólares el millón de BTU) y a Venezuela (12 dólares el millón de BTU). Los fondos para solventar el arreglo saldrán de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico y del Fondo Fiduciario creado el año pasado para atender la importación del fluido, que tanto rechazan los industriales porque su instrumentación significó subas tarifarias superiores al 300%.

Durante el acto, al que asistió el gobernador Juan Manuel Urtubey, la primera mandataria resaltó que tanto la Nación como las provincias productoras de gas resignaron ingresos por regalías para poder sostener la industria durante los últimos años. Traducido en cifras, se perdieron unos 30.000 millones de dólares teniendo en cuenta que durante los últimos siete años los valores no fueron actualizados.

"Es necesario aclarar que el objetivo final es que las empresas retomen las inversiones que estaban demoradas porque no se ajustaba el valor del gas. No habrá traslados a los usuarios, ni despidos", comentó a El Tribuno

el ministro de Finanzas, Carlos Parodi, quien confirmó que las regalías se actualizarán en un 30% aproximadamente.

Comentá la nota