Subió 5% el precio de los 0 km desde mayo

Ese fue el aumento promedio. Mejoró la venta en las concesionarias y en algunos modelos está demorada la entrega.
Después de varios meses con concesionarias y terminales colmadas de autos, en la segunda mitad del año el mercado está logrando ajustarse y lentamente parece que quiere volver a ser el de antes. La demanda se está reactivando, los precios comienzan a ascender e incluso hay demoras en la entrega de ciertos modelos.

Según un relevamiento que realiza La Voz del Interior en base al precio de lista de siete vehículos cero kilómetro, entre mayo y lo que va de este mes los valores aumentaron cinco por ciento promedio. En relación a diciembre pasado, el incremento es de seis por ciento, lo que reflejaría el parate del verano.

Desde las concesionarias aseguran que los precios se habían amesetado, pero en abril comenzaron a aumentar alrededor de dos por ciento mensual promedio, como en las "mejores épocas", tendencia que continuaría por lo menos durante el resto del año, según los vendedores.

Y las ventas tienen que ver. En julio pasado, el patentamiento de vehículos –que mide la marcha de las operaciones minoristas– subió 5,5 por ciento respecto del mes anterior, según datos de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara).

Aun cuando en la comparación interanual la caída es de 20 por ciento, los fabricantes y comerciantes están recuperando el entusiasmo que habían perdido a fines del año pasado, en sintonía con la crisis financiera y económica en el mundo.

Según Acara, el último volumen de ventas relevado permite ratificar la proyección de 500 mil unidades vendidas para todo el año.

Uno por uno. La variación de precios no es pareja. El Gol Power, de Volkswagen, fue el único vehículo relevado que bajó entre mayo y este mes (-1,07 por ciento), aunque comparado con fines del año pasado, está casi tres por ciento arriba.

En el otro extremo, el coche que más subió fue el Peugeot 206, que ahora se cotiza en 49 mil pesos, es decir, 11,36 por ciento más que en mayo y 9,13 por ciento arriba en relación a diciembre pasado.

Los precios del Clio (Renault), Palio (Fiat), Corsa (Chevrolet), Suzuki Fun y Fiesta (Ford) se han modificado en una banda que va de 1,2 a 7,8 por ciento.

Mariano Cid, presidente regional de Acara en Córdoba, sostuvo que "se están dando pequeños ajustes en todos los vehículos en general", porque, a raíz de la crisis, "tanto las terminales como los concesionarios comenzaron a ofrecer una serie de incentivos que lograron equilibrar la demanda".

"Entonces, es natural que suban", indicó Sebastián Acquavita, jefe de Ventas de Motcor, concesionario Fiat, quien señaló que "los valores están moviéndose de la mano del dólar" y que las fábricas intentan que "sea competitivo vender en Argentina en relación a otros mercados, como el brasileño".

Agregó que en su negocio la demanda había caído 40 por ciento con la crisis en relación a fines de 2007 y comienzos de 2008, mientras que ahora, la baja es de 20 por ciento.

Por su parte, Andrés Tagle, presidente del concesionario Renault Tagle, dijo que los vehículos de esa marca están aumentando a razón de dos por ciento mensual desde abril en adelante. "Tiene que ver con una demanda reactivada y los mayores pedidos desde Brasil", explicó. Y añadió que "hay que recuperar los precios respecto del país vecino".

Comentá la nota