Subieron 20% los celulares por el impuesto tecnológico

El aumento alcanza a los equipos importados y en algunos casos llega al 50%, según la operadora
Los precios de los teléfonos celulares aumentaron 20% en promedio en las últimas semanas por la aplicación del impuesto tecnológico, que comenzó a regir el 1° del actual y fijó impuestos internos y un aumento del IVA sobre los equipos producidos fuera de Tierra del Fuego. La suba, combinada con el aumento del servicio (en llamadas y SMS) y la saturación del mercado, derivará en una desaceleración en la tasa de renovación de los equipos y una baja en las importaciones el año próximo.

En la cadena minorista en particular, Personal elevó un 20% los precios de los equipos de gama baja y un 50% los de gama alta en los últimos días, según datos de la consultora La Línea. Claro, por su parte, elevó un 20% los precios en promedio. Y Movistar aumentó un 20% dos modelos de gama media y un 40% dos de gama alta. Esta última aumentará los precios de más equipos en los próximos días en las cadenas y ya bajó el instructivo a sus vendedores para que expliquen los motivos de esa escalada, según pudo saber LA NACION.

A los datos recopilados por La Línea se suman los registrados por los principales fabricantes, que reconocieron una suba promedio del 20% por la aplicación del impuesto. La suba se contrapone con la baja registrada en el costo de fabricación promedio de los equipos este año: de 117 a 99 dólares, de acuerdo con una de las principales marcas de origen coreano. Y demuestra que las operadoras decidieron absorber el impuesto en algunas categorías, ya que si se suman los impuestos internos al aumento del IVA el alza directa es del 30%, de acuerdo con el cálculo de la cámara del sector, Cicomra. Las subas del 50% deben atribuirse también a factores de competencia y estrategia de marca.

No todos los equipos aumentaron, y es posible que un modelo haya aumentado en una empresa y no en otra, porque el mercado es complejo en materia de precios: cada operadora lo define según el modelo, si es prepago o con abono y si tiene acceso a transmisión de datos, entre otros factores. Por ejemplo, sin detalles de proveedores, el modelo Cookie, de LG, subió de 599 a casi 700 pesos (sin promoción).

LA NACION consultó a las tres operadoras por los aumentos. Personal y Movistar no brindaron declaraciones. Claro, en tanto, reconoció el impacto del impuesto tecnológico. Fernando del Río, director de Marketing de la empresa, dijo que "efectivamente desde el 1° de diciembre se implementó el impuesto interno, pero nosotros no cambiamos nuestra filosofía de ofrecer los mejores precios. De hecho, lanzamos ofertas muy agresivas. El subsidio lo apuntamos a los planes de servicios de mayor valor, que son los de datos".

"Evidentemente, la existencia de un nuevo impuesto significa un costo mayor para la empresa y el consumidor, y nosotros tratamos de mantener los mejores precios del mercado", añadió Del Río.

Los celulares que habían ingresado en el mercado antes de que se sancionara el impuesto no aumentaron, según Del Río. Los teléfonos producidos en Tierra del Fuego tampoco deberían haber subido, ya que no están afectados por el impuesto, pero representan una porción mínima del mercado: unas 200.000 unidades, de acuerdo con los datos de la consultora Carrier & Asociados.

Para acomodarse a la nueva realidad impositiva, todos los fabricantes ya están negociando con las empresas de Tierra del Fuego para iniciar o fortalecer la producción en la isla.

Motorola ya produce allí, y LG ya habría cerrado un acuerdo de fabricación con BrightStar. Samsung Electronics Argentina está definiendo su estrategia, y según su vicepresidente, Facundo Crosta, la empresa, que ya fabrica LCD y acondicionadores de aire en la isla, evalúa la producción de "celulares de gama alta y baja".

Las importaciones de celulares llegarán este año a 9,5 millones de unidades. La cifra representa una caída del 10% frente a 2008, y volverá a caer el año próximo por la saturación del mercado y la suba de precios, que frenará la tasa de renovación de los equipos, según opinan fabricantes como Samsung.

En esa línea, Crosta precisó que "hoy la tasa de renovación de un equipo varía de 14 a 18 meses, y en un mercado tan desarrollado como éste la renovación está relacionada con equipos de alto valor. El consumidor busca dar un salto real".

"Por eso el año próximo habrá una baja general, pero crecerán categorías como la de los teléfonos inteligentes. También avanzarán otros equipos fuertes, como los de tercera generación y los que tienen pantalla táctil. Estos últimos eran una categoría marginal el año pasado, y este año conseguimos traer modelos de menor precio y vendimos 300.000 equipos", apuntó el directivo.

Papá Noel traerá ofertas

En el actual contexto, las Fiestas son la última oportunidad del año que tendrán los consumidores para acceder a precios promocionales y ganarle al impuesto. Del Río anticipó que "se verán promociones muy interesantes".

Luego, el usuario deberá esperar otras festividades que suelen arrastrar los precios de este mercado: las principales son los días del Padre y de la Madre.

También deberá prepararse para recibir las primeras facturas con los aumentos aplicados al servicio este mes, que varían del 16 al 57 por ciento según la operadora y el plan. Personal, por caso, subió 53% el precio del minuto entre clientes prepagos plus. Movistar aumentó 19% los SMS con tarjetas prepagas. Claro elevó un 22% el minuto prepago.

Comentá la nota