"A mí me subestimaban diciendo que iban a manejarme el gobierno"

Dice que Kirchner no le va a armar las listas para las elecciones de octubre. Y rescata la primera etapa de "modernización" de Menem.
A qué número apostaba cuando iba al casino?

Nunca fui.

¿Tampoco jugó al bingo o a la quiniela?

No.

¿Entonces la Iglesia tiene razón cuando dice que en la Provincia hay demasiado juego?

Lo importante es como en todos los sectores, encontrar un marco regulatorio. En este caso me encontré con una situación preexistente. Los cambios nos gusta hacerlos por consenso.

¿Va a abrirle ese negocio a Cristóbal López, a quien se vincula con Kirchner?

Con los obispos hablamos de éste y muchos otros temas, como la droga. Yo no los instalé. Pregunto qué hacemos con los trabajadores, con los municipios que piden. Una provincia socialista como Santa Fe tiene tres casinos.

¿Qué cree que hay que hacer?

Encontrar un consenso y despolitizar el tema.

Nunca se lo vio ir marcha atrás cuando corría en lancha, pero acaba de hacerlo con el campo y dijo que ahora tiene razón. ¿Es hora de rectificaciones?

No hay especulación, hay sentido común. La responsabilidad de un gobernador es no dejarse llevar por las presiones y reflexionar sobre las decisiones que toma.

¿Va a declarar la emergencia agropecuaria por la sequía?

Estamos analizando caso por caso.

¿Se manejó mal el conflicto con el campo?

--Más que renegar por lo que pasó, tenemos ahora que atender a todos los sectores de la vida económica.

Conociendo a los Kirchner, ¿son capaces de rectificar una posición?

Los últimos anuncios de la Presidenta van en esa dirección. Y estamos trabajando codo a codo.

Cómo antecesor de Cobos, ¿le aconsejaría que se reconcilie con Cristina?

Frente a la crisis, todos tienen que acompañar al Gobierno con responsabilidad y prudencia.

Usted que sufrió los enojos de Kirchner, ¿puede avisarle a Cobos cuándo prescriben?

(Risas) Cuando Kirchner se enojó conmigo, lo primero que hice fue pensar en qué me equivoqué. Hice la misma autocrítica cuando estuve separado de mi mujer. Lo hice siempre en cualquier desencuentro que he tenido. ¿Por qué la culpa siempre es del otro?

Cuando analiza la situación económica ¿se guía por los índices del INDEC ó de las amas de casa, como dijo Moyano?

Yo escucho todo.

Y hace un promedio.

No, no. En estos diez años mi forma de trabajar es muy clara. Hay políticos que crean problemas, a mí me gusta solucionarlos. Hay políticos que los comentan, yo me hago cargo de los problemas. Cuando corría no pensaba en hundirle la lancha a otro para ganar. Le pido a la dirigencia que no se dedique a la pirotecnia en estos momentos.

¿Incluye a Reutemann, que metió la trompa en la interna del PJ y ya se empieza a hablar de poskirchnerismo?

El es muy moderado. Pero ¿qué dirían si empiezo a hablar del 2011 mientras estamos luchando por la liberación de un secuestrado?

¿Y el armado de este año en la Provincia lo va a hacer Kirchner desde Olivos?

Eso se quiere instalar. A mí me subestimaban diciendo que iban a manejarme el gobierno y a buena hora que no suceda.

¿Va a meter mano en las listas?

Obviamente que va a ser así, para defender nuestro trabajo.

¿Habrá otro Scioli en la lista?

Sobre mi hermano José (secretario de la Gobernación) se verá, no hay apuro. Mi apuro son las urgencias de la Provincia.

¿Va a combatir la inseguridad con mano dura?

Se fue a los bandazos. Ni la mano dura, ni el vale todo. Es el orden, el respeto por la ley.

¿Volvió la maldita policía?

Ni maldita policía, ni la mejor del mundo. Hay que respaldar a los mejores. Para los involucrados en el secuestro está la Justicia.

¿Macri lo quiso correr con el tema del scoring y los hospitales?

No, tenemos temas en común que hay que tratar sin mezquindad ni egoísmo.

¿Lo ve como futuro competidor?

Veo lo que es hoy. Compartimos un área metropolitana. No especulo con el 2011. Algunos políticos son vagos. Si mido bien en las encuestas es porque trabajo.

¿Qué rescata de Menem?

La primera etapa de modernización.

¿Le da bronca que algunos nieguen haber estado con el menemismo?

La gente entiende mis silencios. No critico a otros. Mis enemigos son los problemas de la Provincia.

¿La oligarquía?

Mis enemigos son la droga, la inseguridad, y la exclusión

Comentá la nota