Suben los precios de las garrafas, combustibles y pasajes aéreos

Los aumentos impulsan un rebrote de la inflación. Los alimentos, para arriba.
Impulsada por los precios de los alimentos y bebidas, la inflación se disparó a partir del "día después" de las elecciones del 28 de junio. En agosto, el incremento habría rondado entre 1,4% y 1,5%, según el relevamiento de consultoras privadas, similar al que habían estimado para el mes anterior.

En ese sentido, la estadística oficial marcha por su propio carril. Para el INDEC, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió sólo 0,6% en julio, la mitad de lo que habían estimado en ese mes las consultoras privadas. La medición oficial sobre la inflación de agosto será dada a conocer la semana próxima.

Varios estudios privados ya arrojan que los precios de agosto subieron por arriba de 1%. Según el IPC del Estudio Bein, la inflación de agosto fue de 1,5%, con una importante incidencia de los alimentos (2,3%, el alza más importante desde marzo de 2008), así como el rubro "vivienda" (2,7%, sobre todo por los aumentos de las expensas) y "bienes y servicios varios" (2,6%), donde incidió el aumento del precio de los cigarrillos.

La consultora Ecolatina arrojó un diagnóstico casi idéntico: su Indice de Precios al Consumidor arrojó un aumento de 1,4% en agosto, con los alimentos (2,6%) como el principal factor de incremento. La canasta que elabora Consumidores Argentinos (78 productos) subió 2% en agosto.

La garrafa social de $ 16 se vende a más de $ 20

Las garrafas de 10 kg de gas licuado de petroleo (GLP) actualmente subsidiadas por el Gobierno y que —por esa razón— deberían venderse a un precio de 16 pesos al consumidor, se está vendiendo, en la mayoría de los comercios, a más de 20 pesos, en un rango que llega a los $25.Un sondeo del Centro de Educación al Consumidor (CEC) en los barrios de Quilmes, Lomas de Zamora, Ituzaingó, Merlo y Libertad, entre otros, detectó que el precio promedio que pagan los usuarios es de $20, comentó Susana Andrada, titular de esa asociación. Desde DEUCO, Pedro Bussetti, aclara que el único lugar donde se respeta el precio "oficial" es en las estaciones de servicio por los acuerdos que éstas mantienen con las petroleras. "Pero el comerciante que tiene que pagar la garrafa 15 pesos, no la puede vender a 16.

La vende a 20, 22 y hasta 25 pesos", señaló también, transmitiendo la experiencia de los consumidores de la villa 21 24 ubicada en Barracas, donde la asociación realizó un sondeo. En el país existen unos 750 mil lugares donde se comercializan las garrafas. En su mayoría son almacenes, quioscos o pequeños supermercados. A estos puntos de venta acuden los consumidores, en su mayoría, de menores recursos económicos. Hasta septiembre del año pasado existía la llamada "garrafa social" se vendía en 600 puntos de venta a un precio más bajo que las del resto del mercado. A partir del subsidio de $900 por tonelada que determinó el Gobierno, la "garrafa para todos" se estableció en $16.

Comentá la nota