Suben los depósitos en pesos en los bancos por primera vez desde febrero

Suben los depósitos en pesos en los bancos por primera vez desde febrero
Las entidades captaron unos $ 1.200 millones desde el 28 de junio. Un 60% fue a depósitos hasta seis meses por la gran influencia de los inversores y sus apuestas mayoristas
La sensación en los bancos es que lo peor ya pasó y que, de ahora en más, sólo habrá que sentarse a ver los próximos signos de recuperación. "Hay más liquidez, es indudable. Y la lógica sería que tiendan a extenderse los plazos una vez pasado el efecto elecciones; por delante no deberíamos tener problemas para tomar a 180 días", comentaron confiados en la mesa de dinero de una entidad pública.

El trance pre-electoral significó para los bancos un retiro de más de $ 3.600 millones en sus plazos fijos en pesos, en sólo cuatro meses, y un fuerte acortamiento en el plazo del fondeo: tres de cada cuatro pesos que se fugaron en este tiempo eran de ahorros que estaban depositados a más de 60 días. Pero ahora, se ve, todo indica que volvió la calma. Pasadas las elecciones el sistema logró captar unos $ 1.200 millones en plazos fijos (hasta el 24 de julio, según lo medido por el BCRA), sin que para ello fuera necesario que se subieran las tasas pasivas. Se trata del primer avance mensual en los ahorros desde febrero último, que los banqueros atribuyen a una menor presión que se siente en la demanda de dólares de la gente.

"Estamos viendo que los depósitos a plazo fijo se recuperan de forma sostenida, e incluso más rápido en nuestro caso que en el resto del sistema, ante la menor incertidumbre que tienen los invididuos pasado el proceso eleccionario. Esto se ve también en la menor demanda de dólares del público en general", explicó un ejecutivo del HSBC.

La recuperación del fondeo bancario mostró este mes un indicio de "estiramiento" en los vencimientos, que los bancos no percibían desde hace tiempo, y que está explicado en una gran parte por el movimiento de los depósitos mayoristas. Desde el voto no positivo de Julio Cobos en el Senado, prácticamente todo la evolución de los ahorros estuvo explicada por un crecimiento en los vencimientos menores a 60 días, y una fuerte caída en los mayores a ese plazo. De hecho, desde julio de 2008 hasta hoy, el dinero a menos de dos meses amplió su participación, desde un 53% hasta un 63% del total del sistema. Sin embargo, los días post-electorales están mostrando un cambio de conducta en los ahorristas: del total renovado en julio, casi el 60% se depositó en plazos fijos de entre dos y seis meses (unos $ 700 millones). Y eso es, para algunos, una muestra de que el mercado puede estar esperando una caída en las tasas de largo plazo. "Da la pauta de que hay mucha liquidez, y de que se puede estar pensando en que la mejor tasa es la que se paga hoy", agregaron en la mesa de dinero (ver aparte).

Con todo, los banqueros advierten que la suba en los ahorros más largos responde en gran parte al dinero de los depositantes mayoristas. "Hace dos semanas que estamos tomando más ahorros del segmento retail. Pero la suba en el plazo no es por el retail, sino por depositantes mayoristas, como la Anses o compañías de seguros, que cuando ven que la situación se tranquiliza colocan a largo plazo para asegurarse rendimientos más altos", comentó el gerente financiero de un banco extranjero radicado en el país. En las cifras del Central se ve que los depósitos mayores al millón de pesos aumentaron en unos $ 613 millones en julio.

Para este gerente financiero, "siempre que la demanda de dólares está baja, vuelven los depósitos. La gente ve que el dólar va a estar mucho más quieto y que no se va a disparar como anticiparon muchos cráneos". Aún así, los depósitos en dólares no perdieron fuerza, y en julio mostraron una suba de 3% (unos $ 160 millones).

Comentá la nota