Suben los aportes de monotributistas y limitan traspasos entre obras sociales

Suben los aportes de monotributistas y limitan traspasos entre obras sociales
Cristina tiene a la firma el decreto que eleva las cápitas que pagan monotributistas y jubilados a las obras sociales. Será más complejo el traspaso a las prepagas
La presidenta Cristina Fernández firmará en los próximos días el decreto que dispondrá un aumento promedio de 27% en los aportes que monotributistas y el Pami pagan a las obras sociales sindicales por utilizar los servicios de salud que brindan esas entidades. La decisión del Gobierno, transmitida a la CGT por la ministra de Salud, Graciela Ocaña, se produjo apenas unos días después de que los gremios habían amenazado con suspender desde marzo la cobertura de 1,2 millones de monotributistas por la demora en aplicar la suba en el monto de la cápitas.

Según confiaron dos dirigentes de la central obrera que conduce Hugo Moyano, el aumento que autorizará el Ejecutivo elevará de $ 37 a $ 47 el aporte mensual del contribuyente titular y llevará de $ 31 a $ 39 la cápita que debe pagar por cada familiar a cargo. Además, se incrementará de $ 91,50 a $ 114,50, es decir un 25,15%, el aporte del Pami a las prestadoras sindicales que atienden la salud de unos 400.000 jubilados, aunque en ese caso el ajuste será retroactivo a diciembre pasado. Ambos aumentos significarán una mejora de $ 25 millones en los ingresos mensuales de las obras sociales.

Pero los gestos del Gobierno hacia los gremios justo en el período previo para el inicio de las discusiones salariales no terminan ahí. De acuerdo con la información que compartieron ayer los miembros de la mesa chica de la central obrera tras los contactos con funcionarios del Ejecutivo, a la par de los aumentos en las cápitas de monotributistas y el Pami, Cristina también firmaría un decreto destinado a limitar los traspasos de los afiliados de obras sociales hacia las empresas de medicina privada, resguardando así la caja de los servicios de salud que administran los sindicatos.

Esa medida, cuya definición la CGT reclama desde hace dos meses y fue anticipada por El Cronista en diciembre pasado, comprende mecanismos para hacer más complejo los trámites de traspasos, asegurar que una parte de los aportes de los afiliados que emigran a entidades con acuerdos con prepagas permanezcan en la obra social de origen, ampliar las exigencias de antigüedad en la actividad para efectuar el traspaso y habilitar el libre retorno a la entidad de salud de origen.

“Nos dijeron que ya están todos los decretos a la firma de la Presidenta y que en los próximos días se harán efectivos”, contó un referente sindical al término de la reunión que la mesa chica cegetista mantuvo ayer en la sede del gremio de Uatre. Los gremios esperan que la definición se concrete antes del próximo martes, cuando está previsto un encuentro del consejo directivo de la entidad para seguir avanzando en la estrategia del sector, de cara a las próximas discusiones salariales.

Si bien inicialmente la CGT pretendía la suspensión de los traspasos para evitar la pérdida de afiliados jóvenes y de salarios altos que emigraban hacia las prepagas, luego aceptaron la propuesta del superintendente de Salud, el moyanista Juan Rinaldi, de imponer un mecanismo por el cual una parte del aporte de los trabajadores que se cambien a otra entidad serán retenidos por la obra social de origen. Hasta ahora cuando un empleado concretaba un traspaso la totalidad de su aporte iba a parar a la entidad elegida. Con la nueva medida, esa entidad recibirá solo un monto equivalente al aporte promedio del salario de la actividad en que se desempeña el trabajador. Y si sus ingresos son superiores al promedio, la diferencia del aporte permanecerá en la obra social a la que estaba afiliado antes del traspaso.

También se exigirá que cada trabajador cumpla con un mínimo de seis meses de antigüedad en su empleo antes de poder emigrar a otra obra social. Todo un cambio respecto de la legislación actual, que no establece requisito de antigüedad para habilitar el traspaso. Además, las modificaciones dispondrán que cada afiliado tendrá la libertad de poder retornar a su entidad de origen en cualquier momento.

Otra de las medidas está vinculada con los trámites para concretar los traspasos. Se establecerá que el cambio será personal ante el organismo correspondiente, y sin la intervención del empleador.

Comentá la nota