Sube la tensión política en Las Coloradas

La Municipalidad está virtualmente paralizada y no se sabe cómo se pagarán los sueldos de enero. El lunes se reincorporarían los trabajadores municipales.
El clima político que se vive en la localidad de Las Coloradas es sumamente enrarecido. El destituido intendente Daniel Massini y el Concejo Deliberante se encuentran en enfrentados en una guerra sin cuartel cuya definición es incierta y sus consecuencias, impredecibles.

Pese a los posicionamientos de ambos sectores y a la resolución que se espera de la Justicia, la realidad podría precipitar el desenlace.

Es que en los próximos días la municipalidad tiene que pagar los sueldos del personal que está en receso y cancelar además los planes sociales que reciben desocupados y hasta el momento no hay miras de que todo el trámite administrativo pueda llegar a concretarse.

El edificio municipal está custodiado por la Policía que no permite el ingreso de ninguna persona. Massini asegura que el proceso que llevó adelante el Deliberante fue irregular, mientras que los concejales sostienen que la edil Esther Troncoso debe hacerse cargo del municipio.

El intendente había decretado un receso administrativo hasta el 14 de febrero, pero algunas versiones indicaban que los trabajadores municipales se presentarían a trabajar el lunes que viene, lo que podría generar caos y enfrentamientos más duros de los que ya se registraron.

En la actualidad, los servicios básicos como la recolección de residuos y la provisión de agua potable se están cumpliendo, pero la mayoría reconoce que la situación no da para más.

Comentá la nota