Sube la mínima y convocan a reformar el sistema previsional

Aumento: Schiaretti anunció que a partir de este mes la jubilación mínima pasará de 800 a 1.000 pesos / Mestre y Juez dicen que están dispuestos a debatir una reforma si el gobernador hace una autocrítica.
El gobernador Juan Schiaretti aprovechó ayer la apertura de sesiones legislativas para tirarle un guante a la oposición: consensuar una reforma previsional entre "las fuerzas políticas, los trabajadores y las fuerzas sociales de Córdoba". El objetivo es dar sustentabilidad al sistema en el tiempo, más allá de los dos años que restan del actual mandato.

Al mismo tiempo, anunció que elevará la jubilación mínima de 800 a 1.000 pesos, beneficio que alcanzará a 5.360 pasivos. Puntualizó que la suba a 5.360 jubilados "no significa dejar atrás la emergencia previsional".

La medida, que tendrá un costo fiscal anual de 11 millones de pesos, fue la que cosechó mayores aplausos de las barras en el discurso de apertura.

Schiaretti señaló que "todos saben que el talón de Aquiles de las finanzas provinciales es el endémico déficit de la Caja de Jubilaciones". Advirtió que pese a que es uno de los sistemas que cuenta con los mayores porcentajes de aportes en el país, presenta un déficit anual de 1.160 millones de pesos.

Recordó que su gestión impulsó una reforma previsional en en agosto de 2008 "para terminar con los jubilaciones de privilegio y proteger el sistema jubilatorio cordobés".

La reforma que se concretó a través de la ley 9.504 dispuso la emergencia y el recorte para los jubilados que ganan más de 6.000 pesos mensuales y el pago diferido en bonos de entre un 22 al 27 por ciento de esos haberes.

Después vino un aluvión de amparos y medidas cautelares. La semana pasada la Caja presentó al Tribunal Superior de Justicia un pedido de per saltum para que en un solo fallo incluya a las 4.900 medidas cautelares y aplique el criterio de su primer fallo que convalidó los recortes y pago de una parte de las jubilaciones con bonos.

Schiaretti mencionó el fallo del alto tribunal de diciembre pasado que dispuso bajar la quita a un máximo del 18 por ciento y consideró que ese dictamen "sienta criterios claros sobre el problema y da una dirección sobre como resolver el déficit".

Aunque opinó que el acuerdo firmado con la Nación en diciembre pasado resuelve el déficit de la Caja hasta la finalización de su mandato, lo que le permitiría eludir esa problemática, remarcó la necesidad de lanzar un debate sobre la cuestión.

"Como tenemos mayoría legislativa podríamos nosotros impulsar una reforma previsional, pero entiendo que esta cuestión institucional es muy compleja y delicada y no puede ser decidida por el Gobierno ni por el partido" oficial.

Consideró en ese marco que "exige una verdadera política de Estado para resolverse y es preciso que surja del debate y del consenso" de todos los sectores.

Fundamentó que ese debate es necesario "porque además es moralmente inaceptable que un régimen que dice ser solidario, perjudique a los trabajadores que menos ganan, ya que mientras hay pasivos que ganan 24 mil pesos mensuales, hay otros que no llegan a los mil pesos por mes".

Qué dice la oposición. Desde la oposición, los senadores Luis Juez (Frente Cívico) y Ramón Mestre (UCR) admitieron que están dispuestos a participar del debate de una reforma previsional, siempre que Schiaretti haga una autocrítica por el manejo de la Caja durante el gobierno delasotista.

Juez reveló que ya se lo manifestó al titular de la Caja, Osvaldo Giordano. Remarcó que Schiaretti debe reconocer que él y su antecesor José Manuel de la Sota permitieron "el quiebre y vaciamiento de la Caja" y saben que "van a ir presos".

"Estoy dispuesto a que nos sentemos, pero Schiaretti debe admitir que él tuvo mucha injerencia en las políticas tomadas durante el gobierno de De la Sota", sostuvo Mestre.

El diputado nacional Oscar Aguad (UCR) dijo desde Londres que "el debate convocado presupone la admisión de llevar al fracaso la Caja" y no fue preciso en responder si participará de esa convocatoria.

A quiénes se aumenta

Los 5.360 jubilados que cobrarán mil pesos desde este mes están integrados en una tercera parte por pasivos de municipios del interior, de la administración central y pensionados, entre otros. La suba, según la Caja, implica el 1,7 por ciento del gasto e incrementar el déficit en menos de un uno por ciento.

Compara que los 8.062 pasivos que cobran una parte en bonos perciben casi 10 veces más que la mínima.

Comentá la nota